Impuestos: salvan a Starbucks, pero no hubo piedad con Fiat Chrysler

El Tribunal General de la Unión Europea falló a favor de Starbucks por el pago de una supuesta deuda impositiva. Con Fiat no hubo contemplaciones y debe 30 millones de euros. Apple mira con atención.

starbucks
Imagen de Bigstock
  • El tribunal general de la UE falló a favor de Starbucks en un caso de “ayuda estatal ilegal” en Europa, pero en contra de Fiat Chrysler

  • Apple mira con atención porque apeló una decisión por el que debió pagar US$ 14.300 millones.

  • El gran problema de las multinacionales que evaden impuestos

Los jueces de la Unión Europea rechazaron un dictamen de la Comisión Europea para que Starbucks pague 30 millones de euros (US$ 33 millones) en impuestos supuestamente adeudados ​​a Holanda.

La decisión es interpretada como una derrota para Margrethe Vestager, la máxima ejecutiva de la comisión que se encarga de fiscalizar el pago de impuestos en Bruselas y de que no haya acuerdos de beneficios desparejos entre multinacionales y algunos gobiernos para evadir tributos.

Según lo decidido por el segundo tribunal más alto de la Unión Europea, en el organismo fueron “incapaces de demostrar la existencia de una ventaja en favor de Starbucks”.

De esta forma, el Tribunal General de la UE anuló la decisión de 2015 de Vestager que había dictaminado que un acuerdo impositivo de sociedades que benefició a Starbucks había constituido “ayuda estatal ilegal”.

Fiat Chrysler

Sin embargo, en un caso similar, el mismo tribunal general determinó que el fabricante de automóviles ítalo-estadounidense, Fiat Chrysler, sí tendrá que pagar 20 millones de euros en impuestos. En este caso, ​​a Luxemburgo.

Los jueces dictaminaron que el acuerdo fiscal del gobierno de Luxemburgo con el fabricante de automóviles sí constituía lo que se encuadra como “ayuda estatal ilegal” para direccionar la inversión de una empresa, en “competencia desleal” con respecto a otros países miembros de la UE.

Según El País, en un caso se pudo demostrar el hecho, en el otro, no.

La lucha contra las denominadas “ayudas de Estado” son, por ahora, la vía más eficaz para que los países europeos eliminen de su legislación tratos de favor a grandes multinacionales, que acababan por erosionar las haciendas del resto de los socios, dice el medio español.

Estos dos fallos son clave para un gigante tecnológico, Apple, que mira de cerca la decisión porque está en pleno proceso de apelación de una decisión de Vestager por la que debió pagar al gobierno irlandés 13.000 millones de euros (US$ 14.300 millones) en impuestos que no se le habían exigido. Es, por lejos, la deuda tributaria más alta que haya pagado cualquier empresa.

El año pasado, la comisión también había perdido en el tribunal general después de que un fallo de la UE decidiera que los acuerdos entre Luxemburgo y McDonald’s, que permitían a la compañía estadounidense pagar casi ningún impuesto, eran legales, dice el Financial Times.