Impresión en 3D y las consecuencias en la mercadotecnia

Por Alvaro Rattinger
email [email protected]
twitter @varu28

Las impresoras de tecnología aditiva o impresoras 3D no son nuevas, desde 2003 ya prestaban sus servicios para la creación de prototipos a demanda. Hoy se han convertido en tema de innovación con cobertura en lugares tan prestigiados como el MIT Media Lab o la revista The Economist.

Lo que hace especial a estos equipos es la habilidad para imprimir capas muy delgadas de un material    –según lo que se busque imprimir– de manera sucesiva hasta obtener un objeto en tercera dimensión, es decir, un objeto real para la vida diaria.

La pura idea de poder imprimir en tu casa desde un vaso hasta un violín es revolucionaria ya que rompe la cadena de valor y producción de casi cualquier producto.

Si volteamos a las redes sociales veremos que en los últimos meses el acercamiento de la marca con el consumidor se ha quedado sin intermediarios, ahora los consumidores pueden establecer contacto con la marca directamente con tan sólo un mensaje de red social.

Ahora, si además sumamos este fenómeno con la impresión 3D no sería muy descabellado pensar en que los consumidores consiguieran directamente del autor intelectual de un producto el plano para imprimirlo en casa.

En un futuro cercano sería posible imprimir un par de lentes Ray Ban a partir de un plano comprado en el sitio de la marca.

La consecuencia para el retail

El principal afectado por este fenómeno sería el punto de venta, al desaparecer la necesidad de distribuir un producto se pierde la lógica de los centros comerciales, la respuesta probable a este escenario sería la inclusión de impresoras en las supermercados para entregar productos personalizados.

Este fenómeno es similar a la desaparición del CD, en el que poner kioskos para hacer discos a la medida dio resultados nulos, anticipo que instalar impresoras 3D tendrá un efecto similar.

Centros de impresión a la medida ya comienzan a aparecer, en Nueva York la  empresa shapeways ya produce joyería y ropa a la medida para sus consumidores. La cantidad de materiales en los que imprimen continuamente crece, hoy incluyen desde aluminio, cerámica, vidrio, diversos polímeros hasta plata.

 

Un producto a la medida de cada consumidor

La consecuencia sería la producción personalizada, en la que cada consumidor tendría exactamente lo que desee, este fenómeno pondría en riesgo la relación que las marcas tienen con los consumidores, en la que diseñadores independientes podrían pulverizar el valor de las marcas establecidas.

De manera puntual se tendría una democratización del contenido intelectual en la que los diseñadores podrían competir uno a uno entre sí. Es el iTunes de los productos físicos.

Las consecuencias inmediatas se han dado en el mundo de los prototipos en los que crear la representación física de una idea es mucho barato, anteriormente si un inventor quería hacer una funda para iPhone con características muy innovadoras tenía que producir el molde y una corrida inicial de prototipo por un costo muy elevado, matando de raíz la intención.

Ahora con la impresión 3D podemos en principio hacer un prototipo por un poco más de lo que costaría el producto en punto de venta.

Las economías de escala se verían afectadas irreparablemente y estaríamos frente a un cambio más radical que la misma revolución industrial.

La pregunta es si las campañas de publicidad y mercadotecnia masiva tendrían sentido en este nuevo entorno, si el consumidor pudiera producir de manera atomizada la publicidad, tendría que reaccionar de igual manera, esto en el mismo orden de ideas implicaría un boom en la publicidad digital.

El tema no es poca cosa y las consecuencias se sentirán cada vez con mayor fuerza, una tecnología que es aditiva en vez de una que resta a la materia prima implica que hay mucho menos desperdicio, esto conlleva valores de sustentabilidad que el consumidor demanda cada vez más de las marcas.

Por lo pronto los veo la próxima semana, seguimos conectados en Twitter @varu28 seguro nos vamos a divertir.

 

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.