A poco más de una semana de que la caja de Pandora se abriera para Huawei, la marca china lanzó un comunicado de prensa en el que fija postura sobre las decisiones tomadas por empresas como Google tras la presión política del gobierno de Estados Unidos.

En términos generales, dentro del mencionado documento, la empresa lamenta la decisión tomada por algunas organizaciones de estándares tras la presión de la administración de Trump, al mismo tiempo que aseguró que sus negociaciones con la mayoría de este tipo de empresas se mantienen de manera normal.

Al mismo tiempo, aseguró que “los estándares abiertos globalmente unificados promueven la sinergia a lo largo de la cadena de valor, lo que le permite a todos brindar a sus consumidores productos y servicios que no sólo son los más avanzados, sino de una calidad mucho más alta”.

Por último, Huawei asegura que no ha violado los artículos de asociación de ninguna de esas organizaciones, aunque exista un pequeño grupo que decidió suspender su colaboración sin una base legal.

A continuación se muestra el comunicado completo:

“Recientemente, una serie de organizaciones de estándares de la industria han suspendido de forma temporal algunos aspectos de su colaboración con Huawei en respuesta a la presión política actual. Estamos decepcionados por estas decisiones, pero estas no tendrán efecto alguno en nuestras operaciones diarias. Continuaremos brindando a nuestros consumidores productos y servicios de la máxima calidad.

Huawei es un miembro activo de más de 400 organizaciones de estándares, alianzas de la industria y comunidades de fuente abierta, en donde servimos en más de 400 posiciones clave. Contribuimos de forma proactiva en estos grupos; y a lo largo de los años hemos presentado más de 60,000 propuestas. Actualmente, nuestro trabajo con la mayoría de las organizaciones de estándares continúa su curso habitual. Hacia el futuro, continuaremos haciendo nuestra parte al trabajar con organizaciones de estándares y de la industria para construir un ecosistema de industria robusto para todos.

Los estándares representan el conocimiento colectivo que hemos obtenido de toda la innovación en ciencia y tecnología. Los estándares abiertos globalmente unificados promueven la sinergia a lo largo de la cadena de valor, lo que le permite a todos brindar a sus consumidores productos y servicios que no sólo son los más avanzados, sino de una calidad mucho más alta. Esto es lo que le ha permitido a la sociedad basada en la información el crecer con tanta fuerza en principio.

En su mayoría, todas las organizaciones de estándares, las comunidades de fuente abierta y las alianzas de la industria se adhieren a los principios de transparencia, apertura, justicia y no discriminación. Estos principios son la base del desarrollo sano y sustentable de la industria de ICT.

Huawei no ha violado los artículos de asociación de ninguna de estas organizaciones, sin embargo un grupo pequeño de ellas ha decidido suspender su colaboración sin base legal alguna. Sus acciones van en contra de los mismos principios que dicen sostener, y quebrantan su credibilidad como organizaciones internacionales. Al final, decisiones como ésta resultaran en estándares fragmentados, incluyendo la fragmentación de los estándares de información y comunicación; y sólo servirá para aumentar los costos y el riesgo para todos a lo largo de la cadena de valor.

Creemos que estas acciones no representan la voluntad de la industria. A pesar de contratiempos como éste, confiamos en que la industria de ICT disfrutará de un desarrollo sustentable y a largo plazo”.

¿Correcta la estrategia de relaciones públicas?

Este es un esfuerzo más que se suma a una estrategia de relaciones públicas y comunicación con la que la marca ha buscado minimizar los efectos que la compleja situación que ahora vive en el mercado pueden tener en su imagen.

Desde que se anunció la cancelación de las relaciones comerciales con Google, Huawei comenzó a lanzar mediante redes sociales una serie de comunicados adaptados a cada uno de los mercados en los que tiene presencia para informar a sus usuarios y frenar los malos entendidos. Así mismo, en días recientes publicó una serie de videos sobre la misma línea.

Los principales voceros en la firma en más de una ocasión han salido a defender la postura y posición del fabricante de smartphones.


Aún cuando los esfuerzos por la firma para mantener la tranquilidad entre sus seguidores ha sido evidente, lo cierto es que todas estas acciones parecen no estar funcionando como quizás la marca espera, si consideramos que el precio de sus smartphones más recientes han descendido hasta un 90 por ciento en sitios de segunda mano.

Desde Forbes indican que el precio de P30 Pro tiene un precio oficial sugerido de 950 euros en su versión de 128 GB; sin embargo, desde ayer es posible conseguirlo en sitios como Wallapop seminuevo por 380 euros, cifra que representa una caída cercana al 90 por ciento. De hecho, en algunos portales británicos de comercio electrónico se puede conseguir dicho smartphone por 115 euros.

La advertencia del mercado

Más allá de lo que después de unos meses del lanzamiento pueda costar el smartphone tomado como referencia, lo interesante es la rapidez con la que el mercado y el consumidor han lanzado una advertencia a Huawei, firma que deberá mejorar su estrategia de reacción (tanto en términos de comunicación como hecho) para no perder la posición privilegiada que habría alcanzado desde hace algunos meses.

Según proyecciones de IDC, Huawei colocó por 59.1 millones de smartphones, lo que significó un crecimiento del 50.3 por ciento respecto al año pasado.

Con esta cifra se ubicó por encima de Apple, que vendió 36.4 millones de iPhones y reportó una caída del 30.2 por ciento.

La competencia contra reloj para Huawei parece haber comenzado y necesitará algo más que un nuevo sistema operativo para no perder terreno en el mercado en el que prometía ser el siguiente gran líder.