Si los mexicanos se quedan sin Huawei, quedarían sordos y a ciegas

En México, gran parte de las redes 4G y de internet de banda ancha fija pasan por tecnología de la marca china.

Huawei anuncia que detendrá el lanzamiento de su dispositivo IA 
Imagen: Bigstock

Es probable que la mayoría de nosotros ya tenemos conocimiento de la situación que enfrenta Huawei, sin duda, un tema que merece seguimiento pese a que hay voces que ven poco probable un impacto significativo al consumidor.

No obstante, para diversos analistas la posibilidad de que se mantengan las restricciones y el bloqueo en contra de la tecnológica china, revelaría un panorama muy complicado para diversos países, México entre ellos.

Geopolítica que involucra a varias marcas (primer impacto al consumidor)

Y, es que desde que el pasado 15 de mayo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump ordenara al Departamento de Comercio incluir a Huawei y una serie de empresas chinas en una lista negra, la de Shenzhen ha perdido cada vez más socios estratégicos.

La primera en anunciar una ruptura fue Google, al hacer público que dejaría de dar mantenimiento para Android y todos su servicios en los smartphones de la tecnológica china. Después matizó asegurando que se mantendría por 90 días más. No obstante, su decisión derivó en que otras compañías siguieran sus pasos.

Con el paso de los días ha crecido la lista, a la de Mountain View se sumaron Intel, Qualcomm, Xilinx, Broadcom, así como la fabricante de chips británico ARM y la electrónica japonesa Panasonic.

Esto último demuestra que, la guerra política que se convirtió en comercial está extendiéndose más allá de las fonderas de Estados Unidos y China. Además del ya conocido bloqueo por proveedoras de telefonía e internet en territorio estadounidense como AT&T, Verizon, T-Mobile y Sprint (incluso retailers como Best Buy), ahora esta situación se replica en otros países.

De acuerdo con la BBC, el conglomerado japonés Toshiba, los fabricantes de componentes ópticos Lumentum e Inphi, así como el fabricante de chips de radiofrecuencia Qorvo, se han sumado a los que cesaron su relación como proveedores de Huawei.

Además, las japonesas Softbank y KDDI anunciaron que seguirán los pasos de las operadoras de telefonía y comunicaciones estadounidenses y, al menos por el momento, dejarán de vender los nuevos smartphones de la marca china. Lo mismo que las operadoras británicas EE y Vodafone.

Si la presión sigue, otras operadoras en el mundo podrían moverse en la misma línea, lo que dejaría imposibilitado al consumidor adquirir modelos como los Mate 20, P30 o Honor 20 Pro.

No preocupan los smartphones, sino lo más fuerte de Huawei

La semana pasada informamos que la probabilidad de que los nuevos dispositivos de Huawei se queden sin Android, y con ello sin los servicios de Google, así como una larga lista de apps como Netflix, Spotify o Instagram, no es sería la mayor afectación al consumidor.

La complicación más significativa pasa por lo más fuerte de la compañía china; que son sus equipos de telecomunicaciones, mismos que son empleados por gran parte de la infraestructura existente en el país y que pertenece a Telcel (América Móvil), Movistar y AT&T.

Sucede que cerca del 35 por ciento de las redes LTE de los operadores en México corren sobre equipos de Huawei, mientras que en el continente, el porcentaje crece a 70 por ciento, según apuntan datos de El Economista.

Lo anterior deja al descubierto que las decisiones políticamente motivadas entre Estados Unidos y China podrían meter en serios problemas a muchos países, como México.

Un mundo que se retrasaría un año o más

Así lo expuso recientemente el CEO de The Competitive Intelligence Unit, Ernesto Piedras, quien recalcó el hecho de que “muchas redes corren sobre tecnología de Huawei”, y que los usuarios podrían quedarse imposibilitados de actualizar aplicaciones de Google como YouTube, Gmail, Maps, y otras como Facebook. Esto, acotó, en un mediano plazo como año o año y medio que tendría de vigencia la actualización más reciente de Android.

En una reciente entrevista con Imagen Radio, el especialista resaltó que la guerra geopolítica entre Estados Unidos y China centrada en lo comercial, ahora tiene un impacto significativo en el ámbito tecnológico, particularmente por la disputa por el liderazgo de la tecnología 5G.

“Otra implicación de esta guerra que está en curso, es que el mundo se atrasa tecnológicamente entre doce y dieciocho meses”, sostuvo Piedras. Explicó que esto se debe a que Huawei es la única empresa a nivel global capaz de desplegar una red de quinta generación, tanto Nokia como Ericsson y otros proveedores del sector han reconocido que están atrasados mínimo un periodo como el referido.

El CEO de The CIU expuso que de mantenerse una restricción como la de Estados Unidos, implicaría que el mundo se retrase en dar el paso a la nueva tecnología de conectividad y comunicación. “Aún los despliegues que vemos en Europa continental, Reino Unido y Escandinavia usan en ciertos tramos a Huawei, pese a que se les ha exigido no hacerlo, pero lo hacen porque no cuentan con otra alternativa” que les permita tener esa capacidad tecnológica.

México se quedaría a oscuras (segundo impacto al consumidor)

Pero, si en las regiones que están buscando dar ese paso a las redes 5G -misma que se esperaba para 2020-, el bloqueo contra la tecnológica china les implicaría un tropiezo significativo, en el caso de mercados como México las consecuencias serían aún más serias.

“Si este impedimento se extendiera, todas las redes celulares que operan en México, desde la red pública compartida -que prácticamente no tiene clientes-, hasta las comerciales de AT&T, Telefónica y Telcel corren de manera muy importante sobre Huawei. O sea, si viniera una instrucción de apaguen el switch, que sería el extremo, aquí podríamos vernos en la oscuridad de la conectividad”, expresó Ernesto Piedras a Imagen Radio.

Aquí es donde vuelve a tomar fuerza la geopolítica y economía, pues de acuerdo con el especialista, en el caso del mercado mexicano, se debe considerar el factor del Acuerdo Comercial con América del Norte, ya que “incluye una cláusula que nos limita a no tener una relación con países que no operen plenamente en mercado. Esto es, China. Si se aplica esa cláusula, se nos puede pedir excluir totalmente a Huawei, que sería un golpe muy fuerte para economía nacional”.

Esto podría dar mucha fuerza a la voz de diversos analistas quienes sostienen que desde Washington ya hay instrucciones por acelerar la ratificación del TMEC, mimo que incluiría ciertos favoritismos para México, lo que lo comprometería a cumplir una condición como la cláusula referida, en caso que fuera necesario.

Nuevamente, el más afectado sería el consumidor, pues al verse limitadas las redes de telecomunicaciones, por consecuencia sucedería lo mismo con la telefonía y el internet móvil.

¿Sin internet y Netflix en casa?

Si la conectividad móvil puede resultar afectada, valdría la pena reflexionar lo que sucedería con la banda ancha fija, o del hogar.

Veamos, a nivel mundial Huawei es el tercer mayor proveedor de WLAN con un 6.6 por ciento de market share, después de Cisco (44.4 por ciento) y HPE / Aruba (13.9 por ciento), de acuerdo con datos proyectados en Statista. Si bien, parece pequeño, la realidad es que en mercados como el mexicano muchos de los dispositivos para redes inalámbricas son del fabricante chino.

Al revisar las páginas web de diversos servicios como Telmex o Total Play, gran parte de sus dispositivos para WiFi son Huawei, lo mismo que otros proveedores locales de diversos estados. Aunque en el mercado, otras proveedoras como Izzi emplean equipos Arris o Cisco, muchos clientes quedarían afectados en caso de que el bloqueo y restricciones contra la compañía china se mantengan.

En conclusión, no se trata de ser alarmista, sino de mostrar un panorama que pone a en la mesa la importante penetración que tiene Huawei en diversas divisiones de negocios en varios países, siendo México uno de los que terminarían muy afectados.

Al respecto, intentamos consultar con Huawei sobre el tema de las sanciones en Estados Unidos, y su impacto tanto en el mercado de smartphones como de telecomunicaciones, como las conexiones de internet inalámbrico fijo, sin embargo, nos comentaron que por el momento la compañía se limita a los comunicados oficiales compartidos con la prensa y en redes sociales. En cuanto sea posible tener comunicación con ellos lo referiremos en esta nota.