Hablemos de Liderazgo

El líder natural brilla por sí mismo sin tratar de imponerse o buscar votaciones que respalden su operación.

Federico Torres

“Un líder de vez en cuando tiene que voltear por encima de su hombro para saber sí aún es seguido”.

Manuel Clouthier utilizaba esta frase para hablar de liderazgo en su época como presidente del Consejo Coordinador Empresarial, la cúpula de cúpulas del empresariado en México. Le tocaron a Don Manuel, tiempos difíciles, en los que había que sacar el pecho por el sector al que representaba. Supo salir airoso al frente de todos, sin distingo, es bien recordado por ello.

Tomando como base la frase inicial, en esta ocasión hablaremos de estadistas y líderes empresariales que buscan, a través de la implementación de buenas políticas públicas y programas de alto impacto social, ofrecer buenos resultados a gobernados y juntas directivas respectivamente pero antes, respondamos a esta pregunta:

¿ Cuáles son las características que debe presentar el líder actual?

El líder natural brilla por sí mismo sin tratar de imponerse o buscar votaciones que respalden su operación. El líder conduce con mano firme y serena. Motiva a su gente y no trabaja por el inmediatismo, busca un mejor futuro. Un líder no descalifica, por el contrario, integra, infunde respeto e incentiva.

El líder busca la verdad y se compromete con ella contribuyendo a la construcción de un mundo mejor.

Un ejemplo claro de lo anterior lo tenemos en el estilo de gobierno de Barack Obama, quien impactó al mundo con sus discursos y en los cuales se pueden apreciar ideas que merecen ser citadas con frecuencia: “El éxito no llegará si esperamos por alguien o por algo. Nosotros somos por quien hemos estado esperando”.

Otra más de Obama: “Siempre hemos comprendido que cuando los tiempos cambian tenemos que cambiar nosotros”.

Ambas frases resumen el rol de gran conductor que desempeñó el 44º presidente de Estados Unidos, quien dicho sea de paso, lució su figura de nueva cuenta en afiches de campaña, pero solo que en Francia, en donde un grupo le solicitaba que los representara en las elecciones galas. Obama gobernó para todos y tuvo fama extra fronteras.

Dos de los recursos que debe tener un líder es la persuasión y el ordenado seguimiento de los proyectos. Persuadir para convencer y motivar a sus públicos y administrar eficazmente para dar buenos resultados. Siempre me ha parecido que, en el caso de los actores políticos, estos son “contratados” por la ciudadanía cada vez que son electos, es decir, llegan con la confianza de la mayoría para ser ejecutivos que resuelvan las necesidades de quien les dio su apoyo.

Es lo más parecido a un contrato que a la luz de la democracia se realiza y que debe cumplirse so pena de perder credibilidad; lo más importante, debe hacerse sin apego a banderas partidistas o ideologías. Se gobierna para todos (as).

En lo que respecta al sector empresarial, el líder es un visionario en primera instancia y un trabajador pertinaz en segunda. Es la persona a la que el consejo directivo le confió el rumbo y cartera de la corporación y esperan siempre tener dividendos. Henry Ford, Sam Walton, Carlos Slim, Jeff Bezos, Bill Gates, Walt Disney, Lee Iacocca y Oprah Winfrey, son ejemplos de lo anterior.

Para reforzar la tesis de que importan más los resultados que las ideologías, en el caso del sector privado, los miembros de un directing board no se detienen demasiado a pensar en las cartas credenciales y creencias de cada miembro, buscan afinidad por medio de los proyectos que generan rentabilidad. Claro está que la ética y la transparencia deben estar presentes a la hora de seleccionar los temas que serán objeto de inversión.

Un caso que ilustra lo anterior es el de Steve Paul Jobs, fundador de Apple, la compañía de referencia mundial en tecnología que le brinda a sus clientes, con sus gadgets, oportunidad para comunicarse y trabajar de manera ágil y entretenida. Jobs tenía una frase: “Haz algo maravilloso y hazlo público”, y esta inspiración le proporciona a los socios de Apple 200 mil millones de dólares de ventas al año. Liderazgo e innovación pura.

En resumen, demos más resultados y dejemos de lado las ideologías.

Nos encontraremos más adelante.

Federico Torres López