Huawei “devuelve” a su país a desarrolladores estadounidenses que trabajan en China

huawei
Imagen: Bigstock
  • Huawei ya no confía en los desarrolladores estadounidenses, por lo que decidió enviarlos de vuelta a su país.

  • Es una de las reacciones ante la inclusión de la firma en la “black list”.

  • La guerra fría tecnológica desatada está en pleno desarrollo y amenaza con ser tan larga como perjudicial para todos.

Los estadounidenses que trabajan en desarrollos I+D en la sede de Huawei en China están abandonándolas de manera compulsiva. Es una forma de represalia por parte de la compañía asiática ante su inclusión en la llamada black list.

Según informa Financial Times, Huawei ordenó “cancelar las reuniones técnicas con los contactos de los Estados Unidos y repatriar a los estadounidenses que trabajan en su sede de Shenzhen”, todo en el marco de las tensiones entre el grupo chino de telecomunicaciones y el gobierno de los Estados Unidos.

El retorno de los trabajadores con pasaporte estadounidense comenzó casi inmediatamente de que se conociera que se había incluido a Huawei -y a otras 68 empresas asociadas a la marca china- a la “lista negra” de compañías con las que las empresas de Estados Unidos no pueden comerciar o deben pedir autorización del Gobierno para hacerlo.

La decisión iba a regir desde junio, pero su aplicación se postergó hasta agosto para permitir que las firmas reorganicen sus estructuras.

Dang Wenshuan, jefe de Estrategia de Huawei, le dijo al FT que un taller que estaba en marcha en el momento del anuncio se disolvió rápidamente  y se le pidió a los delegados estadounidenses que retiraran sus notebooks, aislaran sus redes y abandonaran las instalaciones de Huawei.

“No sabemos qué más pasará”, agregó el ejecutivo.

“Un ciudadano estadounidense que trabaja en en China se sorprendió al recibir un mensaje de un contacto comercial de larga data en Huawei que pospuso todo contacto hasta nuevo aviso”, dice el medio británico. El mensaje, visto por el FT, decía así: “Debido a las nuevas regulaciones, no estamos autorizados a reunirnos con ciudadanos estadounidenses para discutir asuntos relacionados con la tecnología”.

Estados Unidos
La disputa se enmarca en la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Imagen de Bigstock.

La avanzada de Trump contra el grupo chino de telecomunicaciones tiene relación con la preocupación de que el gobierno del gigante asiático pueda utilizar a Huawei para llevar a cabo espionaje a través de su red 5G en el extranjero.

Los ejecutivos de Huawei, por un lado, niegan esa intención y la injerencia del gobierno chino.

Por otra parte, argumentan que Washington está creando un cisma en el mundo de la tecnología preocupado por la creciente capacidad que China tiene en la materia.

Guerra costosa

Todo esto no será gratis para Huawei. Un análisis de Fubon Reaserch and Strategy Analytics indica que de seguir las sanciones comerciales para Huawei, las ventas de sus smartphones pueden reducirse entre 4 y 24 por ciento al cierre de 2019.

Por otra parte, está la pérdida de contratos de redes 5G, como la de SoftBank en Japón, donde las elegidas fueron sus dos mayores rivales: Nokia y Ericcson.