Red Website Design apunta que, para 2012, más del 80 por ciento del gasto en publicidad era todavía en marketing offline. Este segmento abarca desde correo tradicional hasta anuncios en medios convencionales. Y, por supuesto, también incluye eventos cuya función principal es promocionar una marca, servicio o producto. Si bien el 28 por ciento de los expertos han reducido el presupuesto para estos fines, todavía produce grandes resultados.

Un ejemplo claro es el último esfuerzo de HBO. Para promocionar la última temporada de su popular serie Game Of Thrones (GoT), tomó el control de las fuentes del Bellagio. Después, utilizó las instalaciones del hotel en Las Vegas para un espectáculo de luces y sombras temático. Aunque no se utilizaron, a propósito, imágenes o escenas de los futuros episodios, sí contó con una coreografía y un soundtrack diseñados especialmente para el evento.

El espectáculo, de tres minutos y medio, fue proyectado la noche del pasado domingo. Mark Fuller, CEO de WET Design, apuntó a AP que el objetivo era capturar la emoción de la serie en el espectáculo. La compañía, que organizó la coreografía e instaló las fuentes del Bellagio, marcó un hito en la historia de Las Vegas. El espectáculo de GoT fue el primero en la historia en hacer que el lago artificial del hotel se prendiera en fuego para promocionar una serie.

La impresionante estrategia publicitaria reafirmó la obsesión con la que HBO y AT&T desean promocionar su serie estelar. Asimismo, confirmó que las campañas de offline marketing todavía son efectivas para promocionar. Por supuesto, hay otros grandes ejemplos como el espectáculo que han generado reacciones positivas tanto del público como de los expertos. ¿Tu empresa está buscando ideas creativas para conectar con su audiencia fuera de internet? Entonces estas iniciativas podrían servir como inspiración:

Globetrotter y sus cámaras de clima para promocionar equipo

Esta compañía de ropa y equipo de deportes europea instaló en varias tiendas una habitación especial. Estas “cámaras de clima” simulan condiciones meteorológicas extremas. Entre ellas, temperaturas varios grados bajo cero, lluvia intensa y vientos potentes. De esta forma, los clientes pueden probar su ropa especializada para estos climas en la misma tienda.

No solo se trata de una iniciativa genial por su originalidad. Además, responde a uno de los conceptos más importantes del marketing offline: a las personas les gusta probar un producto antes de comprarlo. Además, esta estrategia no se limita a promocionar la oferta de la empresa. También representa una divertida y única experiencia para todos sus clientes.

Las 29Rooms de Refinery 29: el arte de promocionar con estilo

Refinery 29 es uno de los medios más influyentes de Estados Unidos en temas de belleza, estilo y moda. Entre los eventos más populares de la revista digital para promocionar sus contenidos está 29Rooms. Como su nombre lo dice, se trata de una exposición con 29 cuartos. Cada uno de ellos está diseñado por un artista o compañía distinto.

El resultado es un collage de estilos y experiencias culturales donde se exalta la creatividad y la diversidad. Esta plataforma es tan famosa, que no solo sirve para promocionar a Refinery 29. Artistas y marcas también se han involucrado en el proyecto. Esta iniciativa demuestra que, con el foco correcto, hasta una campaña de marketing offline puede volverse de culto.

Coca-Cola, la compañía que inició una cacería del tesoro con sus botellas

Esta campaña de marketing offline ha probado ser una de las más exitosas de todos los tiempos. La idea, de acuerdo con la misma refresquera, empezó a tomar forma en 2011. La estrategia pasó rápidamente de ser un evento limitado a un fenómeno global generalizado. Para una compañía que no necesita promocionar su marca, fue un éxito rotundo.

Si algo puede aprenderse de la estrategia de Coca-Cola, es que los usuarios disfrutan sentirse especiales. Además, con las redes sociales, se logró una gran integración entre online y offline. Asimismo se demostró que, para promocionar un producto, no hay mejor estrategia que la personalización. Todos estos elementos pueden ayudar a una campaña para tu propia marca.