Gana la batalla diaria por la atención de tus clientes potenciales

¿Por qué el copywriting, la redacción persuasiva, es vital para todo tipo de empresa? Porque sólo a través de las palabras tu marca puede transmitir a tus clientes el valor real y único de tu producto o servicio, dar los argumentos de venta correctos para que lo elijan y no se vayan por el de tu competencia. Te ayuda a ganar la batalla.

La imagen atrae la atención de los clientes, las palabras la retienen.

¿Cómo te ayuda el copywriting?

Te ayuda a escribir el ‘Asunto’ de tu mail de manera poderosa para que el receptor le de clic y lo abra. No leerá tu correo si este primer paso no lo convence de hacerlo. Piensa que esa persona a la que le quieres hablar, que tal vez ni te conozca, recibe a diario decenas de correos, ¿por qué abrirá precisamente el tuyo?

Te ayuda a escribir en tu página web la respuesta que busca quien la visita: ¿Qué voy a conseguir en esta página que me ayude a resolver mi problema? Y es que tu página no debe tratarse de tu producto sino de lo que obtendrá tu cliente potencial con tu producto. Si por ejemplo, sólo cambias las palabras de tu página actual comunicando con claridad y precisión ese gran beneficio que ofreces, tu oferta de valor, conseguirás enganchar a tu visita, lo más seguro es que la convertirás en un cliente.

Sugerencia: Abre ahora mismo tu página web, lee el inicio en voz alta y clara, escúchate y respóndete: ¿Si tuvieras a tu cliente frente a ti le hablarías así, eso es lo primero que le dirías? Te aseguro que no.

Te ayuda a escribir un anuncio, un post, una news letter que llame la atención y comunique lo que tu cliente potencial desea escuchar o está buscando. Captar su atención y conservarla hasta el final de tu mensaje. Incluso, te ayuda a escribir un call to action poderoso para que tu cliente realice la acción que deseas: que se suscriba, compre, reserve, contrate…

Te ayuda a NO decir lo que todos dicen, a usar los mismos argumentos de siempre que la gente ya se sabe y no quiere escuchar. Evita frases como ¡No te lo puedes perder!, lugares comunes y preguntas inútiles como ¿Quieres vender más?, ¿Quieres irte de vacaciones?

Te ayuda, finalmente, a no perder de vista el objetivo, ¿qué es lo que quieres comunicar y qué deseas que tu cliente haga como consecuencia de eso que le vas a decir? El copy establece una conversación con tu cliente potencial, lo hace de manera clara y precisa, no supone nada, trabaja con información sobre tu cliente potencial y busca siempre crearle una emoción alrededor de tu producto o servicio.

El 80 por ciento del trabajo de un copy lo ocupa en escribir el encabezado de tu mensaje cualquiera que éste sea, porque debe enganchar a tu lector sí o sí, el texto es el otro 20 por ciento.

A través de las palabras puedes emocionar a las personas para que compren tu marca una y otra vez. Crear una conexión genuina y perdurable con ellas.

Cuida a las palabras y ellas cuidarán de tu marca.

Gracias por leer. Hasta el próximo miércoles.