• A 2018, el valor de marca de AT&T superaba los 106 mil 700 mdd, haciéndola la telecom más grande a escala global

  • En estimaciones de Nielsen, las series más populares de Netflix en 2018 fueron The Office, Friends y Grey’s Anatomy

  • Hasta 72 por ciento del tiempo que la gente pasa en servicios de streaming es con contenidos externos

Uno de los grandes atractivos de las primeras alternativas de streaming, llámese Netflix, era la comodidad de tener series y películas de varios estudios dentro de una sola plataforma. Pero la industria ha cambiado significativamente en los últimos años. No solo los servicios están produciendo un catálogo cada vez más extenso de contenidos originales. Además, sus librerías tienen menos shows y largometrajes creados por agentes externos.

Y la razón es simple: las compañías prefieren utilizar sus valiosas series para potenciar el valor comercial de sus propios servicios de streaming. Este principio volvió a quedar demostrado con el más reciente anuncio de AT&T. De acuerdo con Dallas News, la gigante Telecom tiene planeado regresar los contenidos de WarnerMedia “de vuelta a la oferta interna”. Eso significa que populares programas como Friends e ER dejarían de existir en la librería de Netflix y otros.

Randall Stephenson, CEO de AT&T, no solo se limitó a realizar el anuncio. También recordó que su propio servicio de streaming está planificado para lanzarse a finales de 2019. Su librería no solo incluiría propiedades de WarnerMedia. También integraría programas de HBO, como Game of Thrones, y Turner Networks (Cartoon Network, Adult Swim). “Lo que pasará con el tiempo es que cada vez más [de nuestras creaciones] se moverán a nuestro propio producto”.

Un all-in para el streaming

No solo AT&T está apostando por su propio servicio de streaming. Entre las compañías de telecomunicaciones, también Movistar tiene planes de presentar una plataforma propia en México. Y como creadora de contenido, sus acciones imitan a las de Disney. La casa del ratón anunció su “divorcio” de Netflix desde 2017 y se espera que la separación definitiva se complete en algún punto de este año. Así pues, la telecom sigue las tendencias de la industria.

Por otro lado AT&T está perdiendo jugosos ingresos al decidir que sus contenidos serán exclusivos para su plataforma. De acuerdo con Investopedia, Netflix invierte muchísimo dinero en licenciar contenido de otras compañías. En 2018 el servicio de streaming destinó 13 mil millones de dólares (mdd) para este fin. Solamente para adquirir los derechos de distribución de Friends, la empresa pagó 100 mdd para lograr que el contenido se mantuviera en su librería un año más.

AT&T podría estar tomando una decisión equivocada. No hay forma de saber si su plataforma de streaming de hecho va a tener buen rendimiento en el mercado. Pero está más que comprobado que Netflix está dispuesto a comprar las licencias para sus series. Al final, son (presuntamente) los contenidos más vistos por su audiencia. Claro, siempre puede volver unos años después a cobrar sus cheques de la plataforma, o de cualquiera que quede en pie.