Ford se asocia con Baidu para desarrollar autos autónomos

Se estima que al final de 2016 se producirán más de 100 millones de unidades automotrices a nivel mundial, según proyecciones de la firma consultora Ernst & Young (EY). Esto pone de manifiesto que esta industria se mantiene estable pese a la volatilidad económica global y que las ventas no crecen al ritmo deseado.

De ahí que las principales armadoras no dejen de invertir en innovación y desarrollo, tan es así que actualmente diversas compañías participan en una carrera -no oficial- para el concretar el diseño y fabricación de autos autónomos.

La estadounidense Ford es una de las automotrices que se encuentra en esta puja, y ahora da un paso hacia adelante para conseguirlo. Anunció una alianza con la compañía de internet china Baidu para trabajar en conjunto en el desarrollo de tecnología enfocada a automóviles sin conductor.

El acuerdo incluye una inversión conjunta de 150 millones de dólares en Velodyne, una empresa tecnológicas de Silicon Valley que fabrica sensores con láser para la navegación de automóviles autónomos.

El acuerdo fortalecerá a ambas marcas ya que tanto la automotriz como la compañía de internet tienen inversiones en el desarrollo de este tipo de tecnología en la que Tesla Motors lleva la delantera, pese a que sus vehículos con Autopilot han tenido incidentes.

Además, Ford pertenece a otra coalición de empresas junto con Google, Uber, Volvo y Lyft, para cabildear ante las autoridades de Estados Unidos con el objetivo de establecer condiciones ideales para el crecimiento del sector de los vehículos autónomos. El organismo se llama Self-Driving Coalition for Safer Streets.

Mientras que Baidu tiene un proyecto con el fin de alcanzar una producción masiva de coches autónomos en cinco años según un reporte de junio de The Wall Street Journal. De hecho, ya cuenta con inversiones en Uber.

Pero no están solas, recientemente BMW informó que contempla que sus vehículos autónomos para finales de 2021 y de autonomía completa para 2025.

Además, se encuentran en esta carrera Google (que tiene una sociedad con Fiat Chrysler) está trabajando en completar su coche sin conductor para el año 2020 y Mercedes-Benz también compite, incluso creará una submarca para una línea de autos eléctricos y autónomos. También Renault-Nissan que proyecta lanzar al menos diez modelos con tecnología de conducción autónoma en los próximos cuatro años.