Las nuevas tecnologías, más allá de las ya consolidadas plataformas de e-commerce, han modificado de manera importante la manera en la que los clientes acceden y adquieren sus productos. Facebook lo sabe y con esto en mente lanzó una que función que permitirá a las marcas combinar dos tendencias que se mantienen en boga: las selfies y la realidad aumentada.

Desde su página para negocios, la red social presentó un nuevo formato publicitario que tiene como base el desarrollo de anuncios en realidad aumentada para destacar productos, ofrecer a las audiencias la opción de “probarlos” y mejorar las oportunidades de conversión para las marcas.

La función hará uso de la cámara del dispositivo del usuario, quien sólo deberá presionar la publicidad (cuando lo indique) para comenzar a interactuar con el producto, ya sean unas gafas, maquillaje u otra cosa, como muebles o juegos móviles.

En principio, estos anuncios fueron probados en una pequeña muestra de usuarios con acciones de a marca de ropa y accesorios Michael Kors, pero se espera que otras marcas como Sephora, Nyx Professional Makeup, Bobbi Brown, Pottery Barn y Wayfair se sumen al formato que ya está disponible.

Luego de una serie de polémicas relacionadas con la privacidad de sus suscriptores y la efectividad de sus plataformas publicitarias, el movimiento realizado por Facebook se traduce en un esfuerzo por mantener relevancia frente a los anunciantes, cuyas inversiones representan más del 99 de sus ingresos.

Recordemos que durante el primer trimestre fiscal del año, la red social reportó 11 mil 970 millones por concepto de publicidad, casi 50 por ciento más que el mismo trimestre del año pasado.

Apostar por las realidad aumentada no es un movimiento errado. De hecho, un reciente estudio entregado por Walker Sands refiere que el 35 por ciento de los consumidores asegura que la realidad aumentada podría ser factor para comprar más y con mayor frecuencia debido a que les daría una perspectiva más “real” de las características del producto y sus cualidades para cubrir una necesidad en específico.

Estas cifras coinciden por las entregadas por Jerome´s, las cuales destacan que al tener la capacidad de descubrir los artículos desde casa a través de experiencias relacionadas con esta tecnología, los shoppers son 35 por ciento más propensos a contactar a las empresas para obtener la ubicación de una tienda física.

Lo que está en juego es la disposición de los usuarios dar acceso a la cámara de su dispositivo, luego de los problemas de manejo de información y privacidad que ha tenido la red social.