• En México hay alrededor de 4.1 millones de MIPyMEs

  • Las pequeñas y medianas empresas generan 7 de cada 10 empleos en el país

  • Un estudio revela que el 61 por ciento de ellas ha resistido la era COVID-19

El 2020 ha sido muy complicado en todos los sentidos, pero sin duda, las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) las que más han resentido los impactos de la crisis económica, la pandemia del coronavirus y los matices de la incorporación a la llamada ‘nueva realidad’.

La situación es importante debido a que son este tipo de negocios los principales generadores de empleo y apostadores esenciales a la productividad económica del Producto Interno Bruto (PIB) de los países. Mucho se temía por su destino, pero afortunadamente parece que gran parte de ellas está resistiendo.

Se mantienen en operación

Al menos eso es lo que revela una reciente investigación realizada por Facebook y la OCDE en la que se destaca en sus conclusiones que el 61 por ciento de las PyMEs en México han mantenido sus operaciones activas durante la era COVID-19.

Pero, aunque han resistido y logrado seguir activas, lo que es bueno para la economía de un país pero, principalmente para las personas que trabajan en ellas. Existen alguno puntos a considerar que son importantes ante el contexto.

En ese sentido, de acuerdo con el análisis citado por El Universal, vale la pena subrayar el hecho de que el 66 por ciento de las PyMEs tuvieron una disminución de sus ingresos, esto comparado con lo registrado un año previo.

Aunado a ello, el 34 por ciento de los negocios tuvo que realizar recortes de personal, por lo que este tipo de supresión de puestos de trabajo abona al 1 millón 181 mil empleos formales perdidos durante la pandemia, según revelaron recientemente datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Sin duda, esto demuestra que las PyMEs enfrentan un panorama muy complicado pues el análisis refiere que el 30 por ciento de ellas anticipa que tendrán dificultades de flujo de efectivo. Aunque, se destaca que la mayoría (58 por ciento) se mantiene optimista hacia el futuro de sus negocios.

Pymes, fundamentales en la economía

El destino de las pequeñas empresas ha sido una de las preocupaciones de los analistas políticos, de los propios emprendedores y, por su puesto, de los trabajadores, estas unidades de negocio son fuente de la economía de millones.

Al respecto, basta con recordar los datos obtenidos por el Consejo Internacional para la Pequeña Empresa, los cuales apuntan que este tipo de negocios, “pertenezcan al sector formal o informal de la economía”, representan más del 90 por ciento del total de empresas, y entre todas ellas son las que generan entre el 60 y el 70 por ciento del empleo, así como del 50 por ciento del PIB a nivel mundial.

Sólo en México, se estima que unas 4.1 millones de unidades de negocio registradas en el país pertenecen al sector de las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPyMEs), según datos del INEGI. De hecho, ellas generan 7 de cada 10 empleos y alrededor de 50 por ciento del PIB del país.

Digital, clave para sobrevivir

El estudio de Facebook y la OCDE destaca que el 57 por ciento de las PyMEs logró que el 25 por ciento o más de sus ventas se realizaron a través de internet; un claro síntoma de la aceleración del e-commerce en México -mayor a la que ya se registraba-.

Sin duda este debe ser un dato a destacar y refuerza lo que recientemente reportó la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), pues al presentar la segunda edición del Estudio sobre Venta Online en PyMEs 2020, se destacó el salto de los negocios a las plataformas digitales.

En ese sentido, refieren que actualmente seis de cada 10 pequeñas y medianas empresas ya venden por comercio electrónico, lo que representa un salto del 94,6 por ciento en comparación con 2019.

Algo que se resalta en el estudio de la AMVO es que se proponen a las redes sociales como un excelente canal como primer paso para tener una presencia digital.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299