El Banco de México desarrolló un sistema de cobro digital que bautizó como CoDi, solo que un ligero atraso en su adopción comercial limita en mucho el detalle que AT&T ha tenido, al regalar datos para poder hacer uso de este servicio.

CoDi es una aplicación para smartphones con la que se realizan transacciones.

La apuesta buscó incrementar las operaciones financieras que puede llevar a cabo un smartphone, sin embargo, comercialmente CoDi solo puede usarse en Chedraui y La Comer.

En una nota publicada por Xataca, el medio destacó que si bien ya hay 3.5 millones de usuarios de CoDi, este servicio solo puede ser usado comercialmente en dos cadenas de supermercados, por lo que su operación es limitada y la idea de salir de casa sin cartera permanece lejana.

Salir de casa sin la cartera

El hábito de salir de casa cargando la cartera es uno muy tradicional, que contrasta con el interés que tienen hoy en día empresas tecnológicas y de Telecom, de desarrollar aplicaciones que permitan usar tu dispositivo como un medio de pago.

Un interesante estudio proyectado por Statista encontró cuál era el número de transacciones que se llevaron a cabo en el mundo. Durante 2018 se registró que hubo 830 millones de operaciones de este tipo y para 2020, antes de la pandemia se había estimado que solo mil 6 millones de transacciones se llevarían a cabo.

Dentro de este estudio, los pagos móviles siguen siendo una opción muy limitada para la mayoría de las personas entrevistadas quienes realizan compras en línea. Para ellas el principal medio a usar eran las tarjetas de crédito, (42 por ciento), seguido de plataformas de pagos electrónicos como Paypal con una preferencia de 39 por ciento. Las tarjetas d débito se convirtieron en la tercera opción para este tipo de consumidores. Los pagos móviles se colocaron en la séptima opción.

Con estas medidas queda un argumento muy interesante y es el de pensar en todas las implicaciones que conlleva el adoptar nuevos hábitos de consumo y pago.

Adaptarse a los nuevos hábitos

Digital ha transformado por mucho nuestros hábitos de consumo, sin embargo siguen existiendo viejas prácticas como el pago con medios tradicionales, dinero, tarjetas: que cuestan un gran trabajo implementarlos, por lo que un elemento que tenemos que reconocer es el desempeño del smartphone, como dispositivo a través del cual podemos desarrollar todo tipo de tareas, entre ellas financieras.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299