Estados Unidos le teme a Huawei y ahora quiere bloquearla en otros países

Huawei Mate 20 Pro
Huawei Mate 20 Pro
  • Samsung, Huawei y Apple son las marcas líderes en el mercado de smartphone.

  • Para el cierre de 2018 habrá más de 2 mil 600 millones de usuarios de smartphone a nivel mundial.

  • Estados Unidos busca que otros países dejen de vender smartphones de Huawei.

El crecimiento en ventas de Huawei parece incontenible, se está consolidando como el segundo vendedor más grande del mundo de smartphones, pese a que desde el gobierno de Estados Unidos están buscando la manera de limitar su presencia en el mercado.

El boicot promovido por la Casa Blanca comenzó el año pasado y no ha parado, ahora la administración Trump está intentando que proveedores de telefonía e internet inalámbrica en países aliados también cancelen la venta de dispositivos de la marca china, de acuerdo con un reporte del Wall Street Journal.

Ni Gal Gadot salvó a Huawei

En el mercado estadounidense ya hay un bloqueo que impidió la libre distribución del Mate 10 y 10 Pro con compañías locales, algo que siguió afectando el posicionamiento de la marca en ese país.

Huawei había llegado muy optimista a la Consumer Electronics Show (CES 2018) de Las Vegas, para presentar el Mate 10 y Mate 10 Pro, así como anunciar a Gal Gadot (Wonder Woman) como su embajadora de marca en Estados.

La idea de integrar a la actos era ganar con su engagement y carisma con el público para promover sus dispositivos, el problema fue que en ese momento estalló todo lo del bloqueo; AT&T y Verizon anunciaron que no venderían los smartphone de Huawei y, tiempo después también lo hizo Best Buy.

The Bourne Ultimatum

Ahora la presión no sólo está a para que las compañías en Estados Unidos no distribuyan o adquieran equipos de la marca china, según el WSJ también están presionando para que proveedores de telefonía e internet inalámbrica en países aliados -como Alemania, Italia y Japón- se sumen al bloqueo.

El argumento es el mismo, la ciber seguridad y el espionaje. Según la información disponible, la preocupación se centra en el uso de equipos de telecomunicaciones chinos en países que albergan bases militares estadounidenses.

Esta preocupación se profundiza con la cercanía de la llegada de la tecnología 5G, que promete conexiones mucho más rápidas y la colectividad de diversos dispositivos, lo que muchos ven como lo que será la explosión del Internet of Things.

Entonces, desde Washington lo ven como una amenaza de que gigantes tecnológicos como Huawei puedan usar esta tecnología para controlar un mundo que está cada vez más conectado digitalmente y por lo tanto, más vulnerable al espionaje y la mala conducta.

Suena de película, una preocupación como la que se plantea en The Bourne Ultimatum, donde existe el riesgo de que el gobierno (por cierto de Estados Unidos) tenga completo acceso y control de la información de la población, y todo gracias al internet y los dispositivos conectados.

El riesgo para Huawei

El bloque en Estados Unidos le impidió implementar libremente su ambiciosa estrategia por crecer en un mercado en el que aún tiene una participación muy pequeña, de apenas el 0.5 por ciento, de acuerdo con estimaciones de Canalys.

Pero, si los gobiernos y compañías en otros países acceden a las pretensiones de la administración Trump, esto sí podría afectar el crecimiento en ventas de la compañía china.

¿Por qué? Actualmente es la segunda de mayores ventas a nivel mundial, con más de 52 millones de smartphones vendidos en el tercer trimestre de 2018, sólo detrás de Samsung (72.2 millones), pero superando a Apple (46.9 millones).

Huawei podrá no ser competitivo en un mercado como el estadounidense, pero en otras regiones como Europa, Oriente Medio, Asia y Latinoamérica está ganando terreno rápidamente, por lo que si algunos países y compañías acceden a la presión de Washington, sus ventas podrían verse perjudicadas… sobre todo en una temporada en la que el consumo se incrementa como la navideña.