Es urgente culturizar y capacitar para resistir en tiempos de crisis

“No frenarnos en donde estamos, sino enfocarnos hacia a adónde vamos” 

Y la pregunta obligada sería: ¿Dónde está la clave para resistir?

La resistencia es un tema de resiliencia, cultura de prevención y gestión de riesgos.

Uno de los retos más importantes en la vida de las personas y las organizaciones es el entendimiento, desarrollo y fortalecimiento de la resistencia y sobrevivencia. 

En este pandémico año 2020, la resistencia y sobrevivencia adquieren una preeminencia jamás imaginada, generando o motivando a un obligado proceso de enseñanza y aprendizaje (cien por ciento didáctico) sobre los temas de la resiliencia, prevención y gestión de riesgos.

Qué significa resistencia. 

La resistencia es una de las capacidades físicas básicas, particularmente aquella que nos permite llevar a cabo una actividad o esfuerzo durante el mayor tiempo posible. Una de las definiciones más utilizadas es la capacidad física que posee un cuerpo para soportar una resistencia externa durante un tiempo determinado.

Hablando en el ámbito organizacional, resistencia nos refiere a innumerables circunstancias en diversos ámbitos, como la empresa, instituciones públicas, o de la sociedad, así también nos enmarca en la psicología, sociología, antropología y en general en el tejido de las ciencias del comportamiento humano, siendo, junto con la integridad, uno de los rasgos más buscados en las personas y en las organizaciones.

Obviamente la resistencia tiene sus límites y es aquí hacia donde tendremos que reflexionar en cada caso, en cada tarea, en cada persona y en cada organización, para saber dónde están o hasta dónde humana y organizacionalmente debemos exigir esa capacidad personal de entereza. 

Qué significa resiliencia 

Acotamos que la palabra resiliencia, tiene su origen en la física y la química, designa la capacidad de cualquier material para recuperar su forma inicial una vez que se ejerce una fuerza que lo deforma. La palabra proviene del latín salire, que se traduce como “saltar hacia atrás, rebotar, ser repelido o surgir”; en dicho contexto se trata de materiales que gozan de esa capacidad. 

En el espacio de la psicología organizacional, hace referencia a la capacidad que tiene una persona de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando el futuro. 

En ocasiones, las circunstancias difíciles o los traumas permiten desarrollar recursos que se encontraban latentes y que el individuo desconocía hasta el momento.

Cuando hablamos de resiliencia también podemos referirnos a un sistema o una comunidad que atraviesa episodios o eventos traumáticos, violentos o difíciles sin que ello signifique una transformación permanente (y sobre todo nociva) en su estructura o su manera de ser.

La resiliencia, es una palabra que hemos venido utilizado y que posiblemente le hemos dado un lugar de exigencia rebasada en el ámbito humano y organizacional, ya que opinamos que ésta debe ir acompañada de manera integral por otras importantes consideraciones como lo podría ser el que forme parte de una cultura en materia de prevención y manejo de riesgos, cuestión que trataremos de clarificar en párrafo siguiente de esta colaboración.  

Qué significa cultura

En fechas recientes hemos tenido la oportunidad de analizar el libro “Culturas y organizaciones”, del Dr. Geert Hofstede, prologado por el Dr. Raúl Beyruti Sánchez y editado por GIN Group, trata acerca de la cooperación intercultural y su importancia para la supervivencia, conlleva un capítulo referido al concepto de cultura como un software mental, descifrando este importante tema como algo heredado, aprendido o ambas. Así también incluye las manifestaciones de cultura, representados en un gráfico que titula “La cebolla” simbolizando los niveles de profundidad, partiendo de los valores y de ahí hacia afuera: los rituales, héroes y símbolos, estos últimos como un asunto de la práctica.

La anterior referencia es para precisar desde nuestra valoración, podrían o debería verse como argumentos a incluir en la cultura de las personas y las organizaciones, llevándolas a que, resiliencia, prevención y gestión de riesgos formen parte de sus valores, rituales, de sus héroes.   

Que significa prever y gestionar riesgos 

La definición de riesgo de hoy vincula los riesgos a los objetivos de la organización: 

“El riesgo es el efecto de la incertidumbre sobre los objetivos”

La prevención y gestión de riesgos son principios transformados hoy día en solidas metodologías muy perfeccionadas, incluso incorporadas como normas, tal es el caso de la Norma ISO 31000, la cual señala una familia de normas sobre gestión del riesgo, normas codificadas por la International Organization for Standardization. El propósito de la versión ISO 31000:2009 es proporcionar principios y directrices para la gestión de riesgos y el proceso implementado en el nivel estratégico y operativo.

pastedGraphic.png

Antes de COVID 19 se hacía necesaria la prevención y gestión de riesgos, hoy es imprescindible que las personas, los profesionales, los gobiernos y la sociedad en su conjunto, hagan un esfuerzo para incorporar, desde las familias, la escuela en todos sus niveles, las comunidades, y por supuesto las organizaciones de todo tamaño la cultura y el ejercicio práctico y eficaz de la prevención y gestión de riesgos; que sepan como evitar, reducir, aceptar o transferir los riesgos 

pastedGraphic_1.png

Qué implicaría desarrollar estos temas en las personas y organizaciones

“Es el nivel de resistencia de una persona, más que su educación, experiencia información, lo que determina si dicha persona prosperará o fracasará “esta es una expresión de Diane Coutu, en un capítulo del libro de “Harvard Business Review” acerca del desarrollo de la resistencia de personas y organizaciones, 2003.

La expresión de Coute, la consideramos muy importante, sin embargo estamos ciertos que las organizaciones no pueden ni deben únicamente apostar a contratar colaboradores con alto nivel de resistencia y resiliencia, las organizaciones tendrán que profundizar en la naturaleza de la resistencia individual y organizacional, con el propósito de entenderla y establecer todo un marco estratégico, así como las estrategias y programas en diferentes niveles, que fortalezcan su entendimiento y funcionalidad.

Implicará definición de perfiles y programas de capacitación para vigorizar habilidades enfocadas a la solución de problemas, preparación anímica, mental para improvisar respuestas rápidas ante las peores crisis. 

Ofrecer a los directivos y profesionales la formación como líderes o facilitadores que les permita visualizar, clarificar y enfrentar riesgos en un mundo que se mueve con gran rapidez e incertidumbre. Según nos expresa Diane Coute la capacidad de resiliencia de una persona que resiste, conlleva tres características, mismas que plasmamos en la siguiente imagen. 

pastedGraphic_2.png

Desarrollar la resiliencia, la cultura de la prevención y gestión del riesgo de las personas en las organizaciones, conlleva un trabajo muy detallado para llegar a su implementación. 

Reflexión 

Todos los directivos y líderes de las organizaciones deberán cultivar responsablemente en toda la extensión de las palabras la prevención y gestión de riesgos enfrentando, así como resolviendo, los desafíos y retos. 

Para lo anterior se deberán ir cambiando los “softwares mentales” ya que estamos ante variables con sustanciales impactos a la cultura de las organizaciones, lo que nos obligará a cambiar de programa o software mental, transformando la cultura de manera integral y con integridad, de tal forma, que la prevención y gestión de los riesgos sea parte de nuestras vidas, para no dejar la confrontación con las crisis, únicamente a la siempre valerosa y bien apreciada capacidad de resistencia y resiliencia de los colaboradores, lo cual sin duda alguna cuando se presente un riesgo, no nos tengamos que confinar y frenar en el lugar en donde estamos, sino por lo contrario sabedores del hecho, nos enfoquemos y caminemos con poder hacia el desafío y demos respuesta decisiva al riesgo que ya advertíamos.  

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299