x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Entre rumores y contenidos falsos. ¡Algo muy grave va a suceder en el México poselectoral!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La complicidad está presente en las redes sociales tanto presenciales como digitales, pero principalmente debido a la gansada, la ignorancia, o a la mala fe.

En la historia del mundo y en especial en este cosmos digital del Siglo XXI, los rumores y contenidos o noticias falsas circulan en gran cantidad y con portentosa velocidad. Por su parte en México, como en muchos países que han tenido elecciones presidenciales, las personas entran en una exaltación violenta del ánimo, podríamos decir en una pasión de comunicación desinformativa y de rumorología poselectoral.

El rumor y las noticias falsas siempre han existido y existirán, para bien o para mal, es parte de la condición humana, parafraseando a Nietzsche “Es humano, demasiado humano”, ya lo comentábamos en anterior colaboración titulada El rumor ese gran demoledor de la reputación de personas, organizaciones y naciones.

Rumor

Rumor o rumores son proposiciones “para ser creídas”, que se transmiten de persona a persona. El rumor es generado y transmitido de forma oral. La característica del rumor es que no existan datos para comprobar su veracidad. Es como el antiguo juego, entre amigos y en las familias, el del “teléfono descompuesto”.

“Fake News”

Llamadas “fake news” o noticias falsas son un producto pseudo informativo divulgado a través de portales de noticias, prensa, radio, televisión y redes sociales cuyo objetivo es la desinformación deliberada o el engaño.

Hablando de rumores

Hace unos años el Premio Nobel de Literatura 1994, Gabriel García Marquez, contó un cuento ante un congreso de escritores, lo tituló “Algo muy grave va a suceder en este pueblo”, y como puedes ver estimado lector el título de esta colaboración es parafraseo del título del cuento, el cual inicia de la siguiente manera:

“Imagínese usted un pueblo muy pequeño donde hay una señora vieja que tiene dos hijos, uno de 17 y una hija de 14. Está sirviéndoles el desayuno y tiene una expresión de preocupación. Los hijos le preguntan qué le pasa y ella les responde:

-No sé, pero he amanecido con el presentimiento de que algo muy grave va a sucederle a este pueblo.

Ellos se ríen de la madre. Dicen que esos son presentimientos de vieja, cosas que pasan. El hijo se va a jugar al billar, y en el momento en que va a tirar una carambola sencillísima, el otro jugador le dice:

-Te apuesto un peso a que no la haces.

Todos se ríen. Él se ríe. Tira la carambola y no la hace. Paga su peso y todos le preguntan qué pasó, si era una carambola sencilla. Contesta:

-Es cierto, pero me ha quedado la preocupación de una cosa que me dijo mi madre esta mañana sobre algo grave que va a suceder a este pueblo”…

A partir de esta expresión del joven en el billar se va acrecentando el presentimiento de la madre, pasa como rumor de boca en boca, hasta que llega a generar un caos; y el cuento concluye con el siguiente relato: Todo el pueblo huye en un tremendo y verdadero pánico, como en un éxodo de guerra, “Y empiezan a desmantelar literalmente el pueblo. Se llevan las cosas, los animales, todo. Y uno de los últimos que abandona el pueblo, dice: -Que no venga la desgracia a caer sobre lo que queda de nuestra casa -y entonces la incendia y otros incendian también sus casas, y en medio de ellos va la señora que tuvo el presagio, clamando: -Yo dije que algo muy grave iba a pasar, y me dijeron que estaba loca”.

El cuento vale la pena leerlo completo, se puede encontrar fácilmente “googleando” el título “Algo muy grave va a suceder en este pueblo”.

Este interesante cuento nos ubica con una importante moraleja orientada a la gravedad del rumor, de la información mal manejada, no verificada y propagada con irresponsabilidad.

Categorías

Claire Wardle definió la desinformación como la «creación y difusión deliberada de información que se sabe es falsa», a diferencia de la información errónea, que es la «difusión involuntaria de información falsa». Estableció siete categorías ordenadas según su grado de intención de engaño deliberado. ​

El rumor y noticia falsa en nuestro país

La gravedad del rumor en todos los ámbitos, económico, político y social, cada día es mayor, leemos o escuchamos a través de cualquier medio impreso, electrónico o digital, por supuesto en Twitter y en WhatsApp, noticias muy confusas, como es el caso del nuevo aeropuerto de la ciudad de México, aterradora información de linchamientos de personas, sucedidos en algunas poblaciones, incluso en importantes ciudades, en los que en muchas de las veces se producen por un rumor, sobre alguien que intentaba robar, o secuestrar, generado reacción inmediata, vía Twitter o a la voz de alerta de alguna persona que ve o supone ver acciones delictivas.

Y de manera importante en el espacio político y de todos los grupos, una gran cantidad de comunicación expresada sin medir consecuencias, esto debido a la gansada (estupidez), la ignorancia, o a la mala fe.

Que podemos hacer para contrarrestar esta grave desinformación

La manera de frenar estos rumores, contenidos o noticias falsas, entre otras propuestas, es ser muy críticos, exigentes en la información que recibimos y que damos y de manera muy importante, verificar.

En dicho sentido tomo la propuesta publicada el pasado domingo 14 de octubre en el periódico El Universal, en su sección Nación A13, titulada “3 pasos simples para combatir la propagación de noticias falsas”.

1. Mantener una postura crítica ante la información: Mantente alerta a las señales que podrían ayudarte a identificar la información falsa. Por ejemplo, los mensajes reenviados provenientes de fuente desconocida o que contiene información incendiaria o que inciten a la violencia y que generalmente se valen de información falsa. Recuerda que tanto las imágenes, como los videos y los audios pueden ser manipulados y engañar.

2. Corrobora la información con fuentes fidedignas: Haz búsqueda en internet de los hechos y corrobora la información en sitios de noticias confiables para identificar la fuente de una historia. Si todavía tienes dudas, busaca informarte a través de personas en las que confíes, las autoridades o profesionales de la información.

3. Se parte de la solución: Si identificas algo que es falso, comunica a las personas en tu entorno y anímalas para que verifiquen la información antes de compartirla. No compartas un mensaje solo porque alguien te lo pida.

Y El Universal concluye al pie de página de su publicación con este mensaje:
Comparte hechos, no rumores.

Concluimos retomando el título de esta colaboración

Entre rumores y contenidos falsos. ¡Algo muy grave va a suceder en el México poselectoral! y esto puede acontecer, sino cubrimos mínimamente en lo personal y como sociedad, esos 3 pasos básicos; sin embargo, creemos que, para tener una solución de raíz, primeramente tendremos que contar con una sociedad educada en todo el sentido de la palabra, con una formación ética, moralmente comprometida, que germinen desde cada hogar, desde cada familia, personas con un gran sentido de responsabilidad social, humana y del manejo de la comunicación; no sobraría que la educación abarcará el conocimiento de los derechos y responsabilidades que conlleva la comunicación. Este llamado por supuesto incluye a la clase empresarial y política de nuestra sociedad.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados