Elon Musk promete reparar el Tesla que un dueño sacrificó por salvar la vida de una persona

Está claro que en la actualidad los líderes de las grandes marcas además de dirigir, tienen funciones de embajadores, ya que las relaciones públicas que hacen a través de los medios de comunicación y redes sociales se han convertido en fortalezas y debilidades de las firmas que encabezan.

El CEO de Tesla Inc. Elon Musk, es uno de los más activos en estas labores de RP, ya que frecuentemente usa Twitter para tener interacción con seguidores de sus compañías, incluso con detractores, y hasta para debatir con otros empresarios.

Ahora, el estadounidense vuelve a hacer uso de las redes sociales como un medio para generar buena imagen a su marca, ya que a través de un mensaje prometió reparar el Tesla Model S, propiedad de un ciudadano alemán que sacrificó su vehículo para salvar la vida de otro conductor.

Lo anterior debido a que Manfred Kicks, de 41 años -dueño del auto- puso en riesgo su vida (no sólo arruinar su auto) cuando circulaba en una autopista de la cuidad de Garching al noreste de Múnich, Alemania, y se percató que el conductor de otro auto (un Volkswagen Passat) iba inconsciente, por lo que zigzagueaba peligrosamente.

Kicks puso su Tesla Model S delante del VW para provocar un contacto entre ambos vehículos y desacelerar hasta lograr detenerlo, de acuerdo con un reporte del medio alemán Jalopnik.

El hecho no tardó en llegar a las redes sociales y a Musk, quien a través de Twitter calificó de heroica la acción del dueño de un Tesla y se comprometió a reparar sin costo alguno, los daños del vehículo que, de acuerdo con el reporte asciende a aproximadamente 10 mil 600 dólares, por ambos autos.

El mensaje motivó inmediatamente la reacción y conversación de miles de usuarios, hasta el momento lleva más de 12,1 mil retweets y supera los 41,6 mil Likes.

Las acciones de los líderes de grandes marcas se traducen en fortalezas o amenazas debido a su impacto en la imagen de las compañías producto de lo que dicen en las redes sociales o medios de comunicación, ejemplos positivos hay varios, Tim Cook, CEO de Apple, Mark Zuckerberg con Facebook y Jack Dorsey con Twitter, o Richard Branson, de Virgin Group con la misma red social, son de los más destacados.

Pero, cuando no son muy acertadas sus palabras pueden derivar en riesgos para las marcas, como el caso de Kevin Plank, CEO de Under Armour que, durante una entrevista con CNBC calificó a Donald Trump como un “Asset” (Activo) para Estados Unidos, haciendo referencia a que es un elemento positivo para el desarrollo del país. Algo que motivó duras críticas por algunos de sus principales embajadores de marca como Stephen Curry, Dwayne “The Rock” Johnson y Misty Copeland.

Imagen: Facebook/Jalopnik