El terreno del streaming es un campo de competencia cada vez más complicado y Netflix lo sabe, con lo que la marca ha tenido que implementar diversas estrategias para mantenerse como líder y optimizar la rentabilidad de su negocio.

La plataforma de Los Gatos California, ha visto amenazado su negocio gracias a la llegada de nuevos y fuertes competidores, con lo que se mantiene en la constante búsqueda de nuevas opciones que le permitan ganar vigencia y espacio como empresa.

Las caídas de Netflix

Estimaciones de Statista indican que el mercado del streaming a nivel mundial suma más de mil 073 millones de usuarios, los cuales generan ingresos para el sector calculados en una cifra que supera los 24 mil 837 millones de dólares.

A pesar de que Netflix todavía se queda con una parte importante de estos ingresos y audiencias, lo cierto es que la empresa ha visto frenada su capacidad de crecimiento.

Una nota publicada por los analistas de Evercore –citados por la CNBC-,  señala datos de descargas internacionales, que en el caso de Netflix registran un incremento del 5 por ciento en el último año, muy por debajo del crecimiento del 21 por ciento registrado previamente.

En línea similar, un reciente reporte entregado por Sensor Tower para el último trimestre de 2019, asegura que mientras la app de Disney+ acaparó el 34 por ciento del mercado de descargas móviles en Estados, Netflix se conformó con el 11 por ciento, a pesar de que se mantiene como líder en términos de suscripciones (60 millones en Estados Unidos y 158 millones en el mundo).

A esto se suman otros fenómenos como las cuentas compartidas, que para la casa productora de Stranger Things representa pérdidas por 9.100 millones de dólares, a decir de estimaciones entregadas por Parks Associates.

Nuevos negocios con helado

Ante el panorama que dibujan estas cifras, Netflix ha buscado nuevas opciones para no perder capacidad de competencia.

Luego de apostar por publicar periódicamente cuáles son las series y producciones más populares en su servicio, la plataforma de entretenimiento lanzó pruebas pilotos sobre un plan de suscripción low cost dirigido únicamente a dispositivos móviles y que daría acceso total a los contenidos por a penas 2.99 dólares (entre 55 y 57 pesos aproximadamente).

Todas estas acciones, según diversos analistas, podrían funcionar para la plataforma de entretenimiento; no obstante, la compañía no ha querido dejar cabos sueltos y busca nuevas opciones para capitalizar su marca.

De esta manera, en colaboración con la reconocida marca de helados Ben & Jerry’s, Netflix ha lanzado un nuevo helado bajo el nombre Netflix & Chill’d.

El producto es una combinación de helado de mantequilla de maní, con toques de pretzel dulce y salado y brownies de dulce de azúcar.

Información publicada por Mashable indica que el nombre de esta nueva propuesta proviene de la ya popular frase “Netflix and chill,” un eufemismo para tener encuentros físicos con las series y producciones de Netflix en segundo plano.

Este nuevo sabor, según la fuente antes citada, está disponible desde ya a lo largo y ancho del mundo, en la tienda on line de Ben & Jerry’s así como en los Scoop Shops de la firma de helados ubicados en diversos mercados internacionales.

Sin duda se trata de un movimiento interesante para Netflix que de manera asimétrica está buscando capitalizar su marca y abordar nuevos canales para conectar con sus audiencias que ahora se ven tentadas por otras propuestas cuando menos en el terreno del streaming.