La industria del streaming tiene frente a si un mercado que marcas como Netflix, Disney, Apple o HBO no pueden ignorar. Las cifras de crecimiento para el sector son interesantes.

Durante 2019, el mercado generó ingresos estimados en más de 29 mil 740 millones de dólares a nivel mundial, según estimaciones de Video Advertising Bureau, comScore y Nielsen.

Si esta cifra resulta interesante, más relevante es reconocer que los ingresos para el sector podrían ser mayores a 43 mil 600 millones de dólares hacia 2027.

Entre contenido, competencia y precio

De esta manera no resulta extraño que sean cada vez más empresas las que buscan lanzar una propuesta que cubra las necesidades de este mercado creciente, mismo que por muchos años estuvo conforme con la propuesta de Netflix (pionero del sector), pero que ahora busca más contenido, diversas opciones de consumo y precios que se ajusten mejor a su bolsillo.

Las propuestas en todas arista que ahora mismo empujan firmas como Apple, Disney o Amazon han puesto a Netflix en una posición complicada para conservar su rol como líder de la industria.

Desde hace algunos meses, la plataforma con sede en Los Gatos, California, ha visto reducidas sus tasas de crecimiento, cuando menos desde las expectativas de los inversionistas y especialistas.

Un claro ejemplo de ello es lo que demostró una nota publicada por los analistas de Evercore –citados por la CNBC-, en la que se señalan datos de descargas internacionales, que en el caso de Netflix registran un incremento del 5 por ciento en el último año, muy por debajo del crecimiento del 21 por ciento registrado previamente.

Esto sucede mientras los rivales de la casa de Stranger Things ganan suscriptores y posición en el mercado.

Netflix por 56 pesos

Ante este escenario, la plataforma de entretenimiento ha tenido que experimentar con nuevas estrategias en donde una de las más destacadas fue el lanzamiento de su plan low cost en India.

Esta versión de su servicio que promete acceso total a la plataforma siempre y cuando se acceda desde un dispositivo móvil, está disponible para aquel mercado en apenas 199 rupias, lo que se traduce en 2.99 dólares o bien 56 pesos mexicanos al tipo de cambio actual.

El éxito de esta propuesta llevó a Netflix ha implementar un plan similar en Malasia, en donde por 4 dólares mensuales, los usuarios podrían tener acceso móvil al contenido de la plataforma.

Para la marca, estas dos iniciativas que formaron parte de pruebas piloto se tradujeron en tasas de crecimiento interesantes en aquella región.

Tal y como refieren desde New York Times, Netflix presentó por primera vez sus cifras de suscriptores fuera de Estados Unidos y en el reporte destaca que fuera de América del Norte (donde se tiene a Canadá y la Unión Americana, con 60 millones de usuarios), su región más grande es EMEA. Es decir, Europa, África y Medio Oriente, con más de 47 millones de suscriptores de streaming. La región de mayor crecimiento es Asia Pacífico, que triplicó su base en tan solo dos años.

Low cost pronto en México

Ante la llegada agresiva de Disney+, la conquista de estos mercados es clave a los cuales se suma la región de América Latina que, según los datos de la propia plataforma, representa su tercer mercado más grande en el mundo con más de 29 millones de usuarios.

En este mercado, Netflix registra el segundo crecimiento más acelerado de todo el mundo, pues se dobló el número en tan solo dos años.

No obstante, con la espera del servicio de Disney y el apego que muchos de los títulos de esta casa productora tienen en mercados clave como el mexicano, mucho se ha especulado sobre la posible perdida de participación de mercado de Netflix, razón por la cual, y considerando el éxito probado en India y Malasia, no resultaría extraño que una suscripción por solo 56 pesos sea una realidad tangible para los usuarios latinoamericanos y mexicanos durante los siguientes doce meses.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.