El CEO activista de Fortnite compra bosques para que no los destruyan. ¿Qué hay detrás de este concepto?

fortnite
Bigstock
  • Fortnite alcanzó 200 millones de usuarios hasta noviembre de 2018, esto de acuerdo con cifras proyectadas por Epic Games.

  • Suoer Data Research registró ingresos de Fortnite hasta mayo de 2018 por 318 millones de dólares.

  • Los activistas CEO se han convertido en una especie de figuras sumamente populares entre los consumidores millennials, que agradecen los atributos de estos directivos con los que se identifican.

Un reciente estudio conducido por Weber Shandwick reveló que el 47 por ciento de los CEO cuenta con la obligación de emitir su posicionamiento sobre asuntos de interés para la sociedad.

El 51 por ciento de los consumidores encuestados por la firma dijo que estaba dispuesto a pagar más por productos o servicios de marcas cuyo CEO se pronunciara personalmente sobre un tema de relevancia social.

Entre estos consumidores millennials, a quienes se ridigió el estudio, el 44 por ciento de ellos aseguró que sería leal a la organización en que el CEO tomara una postura pública en medio de un polémico debate.

Con estas cifras de fondo resulta indispensable descubrir la relevancia que casos como el del CEO de Fortnite tiene, cuando descubrimos la influencia que tiene una decisión personal, como la que tomó de comprar más de 16 mil hectáreas de bosque en Carolina del Norte, donaciones para la expansión del Parque Estatal de Mount Michael y la conservación del Box Creek Wilderness.

Con este tipo de actividades que llevan a cabo los CEO, estos han consolidado el interés del consumidor por acciones cada vez más relevantes para lograr empatía entre marcas y sus decisiones de compra, cada vez más informadas y conscientes sobre las necesidades del entorno.

Uno más de los ejemplos de activismo implementado por parte de un CEO lo hemos visto con los datos que advierten de la salud que representan para una organización, sobre todo por la lealtad entre los empleados con la empresa. Con base en este estudio que hemos mencionado al principio de la nota, ocho de cada 10 empleados dijo que sería más fiel a su directivo si este demostrara que es activo mostrando su punto de vista o posicionamientos sobre acontecimientos de carácter social.