• Los ingresos de las startups, con una estrategia de negocio digital-first pueden incrementar sus ganancias en 34 por ciento

  • Para las empresas tradicionales, esta cifra es de 23 por ciento con respecto a estrategias regulares

  • Según eMarketer, el mayor reto de esta transformación es depender demasiado de equipo o procesos viejos

Múltiples estadísticas pueden utilizarse para justificar la importancia del mundo digital. El número de dispositivos móviles, a finales del año, será de 14 mil 20 millones. Además, un estudio de Hootsuite (citado por The Next Web) señala que el uso de internet ya tiene una penetración global de 57 por ciento. Y, según Zariance, las plataformas sociales ya son, para el 63 por ciento de los consumidores, un canal de comunicación con las compañías.

Varias marcas también adoptan el enfoque digital-first hasta en los aspectos más minúsculos de sus productos y servicios. Microsoft, en información de The Verge, renombrará su servicio Office Online a, simplemente, Office. Según Bill Doll, senior product marketing officer, esto es en respuesta a que su plataforma opera en varios canales y ya no hace falta la categorización.

Priorizando el entorno digital

El rebranding de una marca es algo común cuando se quiere reflejar un nuevo principio o idea alrededor de una marca. Cinépolis, por ejemplo, intentó (fallidamente) mostrar una imagen más moderna e internacional con su nueva identidad visual. También Despegar.com perseguía un objetivo muy similar en marzo pasado. Incluso Google ha utilizado estos recursos, pero en su caso se trató de un estrategia de unificación de negocio.

Lo que llama la atención de este cambio de nombre es cómo se está dando a entender que ya no habrá una distinción entre el servicio tradicional y el de cloud. Todos forman parte de una estrategia tecnológica unificada. Y forma parte de una tendencia más grande del mercado. De acuerdo con un estudio de IDG, nueve de cada diez negocios en todas las industrias ya están moviendo su modelo a un entorno donde el entorno digital es rey.

No solo las tecnologías en digital (inteligencia artificial, análisis de datos, cloud) deben regir la estrategia. También necesitan ser el eje central que fomenten un acercamiento unificado. Además, en el entorno emprendedor, además puede ser una ventaja competitiva. Según Forbes poco más de la mitad de las startups han adoptado este enfoque. Así que estar al frente de la transformación, incluso con cambios pequeños, puede ser un gran valor agregado.

loading...