El Big Data ya sabía cómo, cuándo y dónde ganaba Trump (el fin de las encuestas)

Buenos Aires, Argentina.- Se cumple una semana de la victoria de Donald Trump en los Estados Unidos y muchos aún no salen del asombro. No pueden entender cómo los pronósticos previos se equivocaron por tanto. Un especialista en Big Data, el argentino Agustín Giménez, lo explica.

Las encuestas de la mayoría de los grandes medios de comunicación lo aseguraban desde hacía tiempo: gana Hillary Clinton. Incluso afamadas encuestadoras internaciones y pequeñas consultoras locales. Todas decían lo mismo: números más, números menos: gana Clinton.

Sin embargo, llegó el 8 de noviembre, los estadounidenses votaron y pasó lo imposible. El resultado ya es conocido por todos: ganó Trump.

El argentino Agustín Giménez, director regional de Social Live, una compañía dedicada a comprender lo que pasa alrededor de las marcas y organizaciones utilizando herramientas de monitoreo en redes sociales y Big Data, publicó un muy interesante artículo en Medium que vale la pena leer y que trata de explicar “lo inexplicable” en base a tres pronósticos que acertaron.

big-data-1

Según Giménez, “si bien hubo un gran número de players que se destacaron” (en esto de acertar el pronóstico por medio del Big Data), hay tres especialistas muy relevantes “que predijeron el triunfo de Trump desde la tecnología y el data mining”: Sanjuv Rai, Ric Militi y Matt Oczkowski.

Sanjiv Rai

Para Giménez, Sanjiv Rai fue “el gran ganador de este juego virtual entre científicos de data y encuestadores que huelen a naftalina”. Se trata del creador de Genic.ai, que desarrolló un modelo de inteligencia artificial llamado MogIA, que se caracteriza porque “aprende de su entorno y de los comportamientos que lo rodean”. “El creador explicó que este sistema de IA recolectó durante semanas más de 20 millones de datos públicos de plataformas como Twitter, Facebook, Google y YouTube para crear un pronóstico imparcial de cara a las elecciones”, dice Giménez y agrega: “El 28 de octubre, Sanjiv contó que analizando tuits y comentarios en Facebook Live, Trump superaba hasta en un 25 por ciento el engagement que Barack Obama tuvo allá por el 2008”. Rai había dicho entonces en una entrevista: “Si Trump pierde, desafiará la tendencia y el análisis de datos por primera vez en los últimos 12 años (momento donde el engagement en Internet empezó a ser cosa seria)”.

Ric Militi

El creador de la aplicación de preguntas y respuestas Zip, Ric Militi, dijo en agosto que Trump iba a ganar. Según explica Giménez, el dueño de la compañía San Diego Crazy Raccoons se basó en las respuestas que los más de 100 mil usuarios diarios de la app contestaban a preguntas asociadas a la cuestión. La clave estaba en que se trataba de una conversación anónima y no una encuesta. Militi argumentaba: “La gente se siente cómoda respondiendo preguntas sin temor de ser intimidados o ser llamado racista, las personas pueden expresarse con seguridad y obtienen una respuesta pura”. Por entonces, a Militi el resultado le daba 64 por ciento a favor de Trump.

Matt Oczkowski

Oczkowski fue parte de la campaña de Trump. “Mientras todo el mundo sacaba cuentas sobre los votos y electores que estaban aportando estados como Pennsylvania y New Hampshire, Oczkowski y todos los equipos de data/tecnología/digital estaban festejando en San Antonio, donde estuvieron trabajando desde comienzos de la campaña”, detalla Giménez en su nota en Medium. El modelo de predicción de Oczkowski le daba “un crecimiento sostenido en sus encuestas internas”. Además, “cuando los votos tempranos y las abstenciones comenzaron a llegar, ellos detectaron una fuerte disminución en la participación de los votantes afroamericanos, un aumento leve en la participación hispana y un aumento grande en la participación entre los mayores de 55 años”. Supieron que ganaban cuando apareció la participación de los votantes del “Cinturón Oxidado” (compuesto por estados como estados Ohio, Michigan, Iowa y Wisconsin).