Internacional.- El mundo de los asistentes de voz cada vez está cobrando más importancia para los usuarios y según el estudio “Conversational Commerce: Why Consumers Are Embracing Voice Assistans in Their Lives”, cerca del 50% de los consumidores ha utilizado un asistente de voz al menos una vez.

Durante este año, se espera que Alexa, de Amazon, represente el 31,7% de la cuota de mercado de los asistentes de voz inteligentes en el mundo y justo detrás (y pisándole los talones) con una cuota de mercado del 31,4%. Así que no es de extrañar que Google esté intentando que su asistente de voz sea el más utilizado y por eso ofrece novedades constantemente a sus usuarios.

Su rediseño se llevará a cabo en las últimas semanas

Durante el pasado I/O 2019, Google presentó las novedades que llegarían a su asistente por voz como, por ejemplo, un nuevo modo sin conexión aunque ahora se ha podido conocer también que dicho asistente podría sufrir un rediseño durante las próximas semanas.

Y es que el asistente de voz de Google ha comenzado a probar, en su actualización a la versión 9.84.10.21 una nueva interfaz, aunque solo se ha activado en un número muy reducido de usuarios. En concreto, el cambio que han observado los usuarios es un cambio de interfaz al invocar al Asistente de Google.

Dicho asistente, en vez de mostrar el panel inferior blanco diciendo “Hola, cómo puedo ayudarte” y con acciones sugeridas, ha pasado a mostrar en la parte inferior el mensaje: “Hola, te estoy escuchando”, bajo un diseño translúcido con los accesos directos para ver las notificaciones o pasar el teclado.

No dependerá de la conexión a Internet

Esta barra translúcida muestra en la parte inferior una fina línea con los colores de Google (rojo, amarillo, verde y azul) con un efecto de luz que simula a la barra iluminada del Chromebook Pixel original. Una vez el usuario habla al asistente, aparece ya la interfaz de conversación con fondo blanco que ocupa toda la pantalla.

Se espera que este es el diseño que tendrá el Asistente de Google cuando lance su nueva interfaz, sin depender de la conexión a Internet y que permitirá al usuario utilizar acciones de voz como si fuera una conversación sin tener que estar diciendo cada vez “Ok Google” mientras sigues viendo las apps que estés usando.