Si bien para todas las empresas regresar a la normalidad, lo cierto es que para algunas marcas dar este paso de manera rápida es fundamental para mantener su negocio. Disney una de ellas.

La casa de Mickey Mouse se ha visto especialmente afectada por la pandemia, toda vez que la principal fuente de sus ingresos se ha visto afectada por cierres extendidos a causa de la pandemia.

Sin parque, sin ingresos

Hablamos de los parques de diversiones propiedad de la firma, mismos que al permanecer cerrados golpearon de especial manera a los ingresos de Disney.

Cabe destacar que la división de Parques, Experiencias y Productos es la que más aporta a sus ingresos anuales, sólo el año pasado representó más de 26 mil 230 millones de dólares, superando a la división de Media Networks, que contribuyó con 24 mil 830 millones.

Sin la operación de estos centros de diversión, los ingresos de la firma no hicieron otra cosa más que caer en picada.

A decir de la cifras reportada por la empresa, que han sido replicadas por MarketWatch, durante los últimos tres meses, las ganancias de Disney se desplomaron en más de 90 por ciento, con una caída de más de mil millones de dólares tan sólo en lo que se refiere a la división de parque de atracciones.

Es importante considerar que este escenario ya es visible en el desempeño de la firma si tomamos en cuenta que en lo que va del año el valor de sus papeletas en la Bolsa de Valores ha perdido, en poco más de cuatro meses, el 30 por ciento de su valor.

Reapertura con protocolo

Con estas cifras de antesala, queda claro que para la empresa renunciar las operaciones de sus parques es asunto vital, y la firma parece tener ya un plan de apertura que garantizaría la seguridad de sus visitantes.

Un artículo publicado desde MovieWeb, ha revelado los pasos a seguir por la marca para reabrir sus parques para seguir acatando las recomendaciones de prevención expuestas por las autoridades.

De esta manera, dentro de las medidas de reapertura se mencionan algunos puntos ya previsibles, entre los que destacan los siguientes:

  • Identificar con cinta puntos que se encuentren a 2 metros de distancia, aproximadamente. Esto con el objetivo de que cuando se espere en las filas no haya riesgo de contacto.
  • Los empleados de limpieza deberán limpiar constantemente todas las superficies del parque.
  • A todos los empleados de 65 años o más se les “alentará” a quedarse en sus casas.
  • Todos los empleados tendrán que pasar por chequeos de temperatura diarios y tendrán que usar mascarillas.
  • Los empleados que tengan temperatura mayor a 38º serían enviados a casa.
  • Dentro de los parques se instalarán de sanitización en las entradas y salidas de cada atracción.

Adicional se espera que la recuperación de actividades sea paulatina. La reapertura se dividirá en dos fases: En principio, los parques se ocuparán al 50 por ciento de su capacidad, para en una segunda etapa, subir el porcentaje a 75 por ciento.

Sobre su propio riesgo

Si bien estos protocolos están diseñados para que la reapertura de los parques se dé en un marco de seguridad para empleados y clientes, la realidad es que la marca parece no estar del todo seguridad de su efectividad.

Cuando menos así lo revela un reciente documento publicado por la firma a razón de la próxima apertura de su recinto Disney Springs ubicado en Florida, dentro del cual la marca indica que los clientes “asumen los riesgos” sobre posibles contagios dentro del mencionado establecimiento.

“Estamos ansiosos por comenzar a darle la bienvenida a esta parte de Walt Disney World. Si bien nuestros parques temáticos y hoteles resort permanecen cerrados temporalmente, la reapertura gradual de Disney Springs marca una etapa en la que navegaremos juntos por este tiempo sin precedentes de la manera más responsable posible”, señaló la compañía por medio del comunicado, al tiempo que agregó “un riesgo inherente de exposición a COVID-19 existe en cualquier lugar público donde la gente esté presente. COVID-19 es una enfermedad extremadamente contagiosa que puede llevar a enfermedades graves y a la muerte (…) Al visitar el Walt Disney World Resort, usted voluntariamente asume todos los riesgos relacionados con la exposición a COVID-19”.

Se espera que el centro de entretenimiento viva su reapertura el próximo 20 de mayo, un día muy esperado para los fanáticos, pero que deja en claro que la incertidumbre es un sentimiento generalizado en tiempos de post-coronavirus.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299