Desobedecen a Nike y están vendiendo los polémicos tenis con la bandera de Betsy Ross por 2,500 dólares, costaban 120

Desobedecen a Nike y están vendiendo los polémicos tenis con la bandera de Betsy Ross por 2,500 dólares, costaban 120
Imagen: Sitio StockX

Una vez que revelamos que Nike está en el “ojo del huracán” por quejas de diversos deportistas, celebridades y consumidores sobre que no debería vender los tenis con la bandera de Betsy Ross, que iban a serlanzadas oficialmente el próximo 4 de julio, por el Día de la Independencia de Estados Unidos, porque esta relacionada con esclavitud, la marca continúa con los problemas.

La Betsy Ross Fly, con 13 estrellas en un círculo, está vinculada a un periodo de esclavitud, por lo que las quejas al respecto no se detienen, incluida la de Colin Kaepernick.

Nike finalmente decidió por no lanzar el Air Max 1 Quick Strike y dijo en un comunicado que lo hacía “ya que presentaba una versión antigua de la bandera estadounidense”.

Se disparó el precio

Entonces, pidió a los minoristas que recibieron los pares, que los devolvieran y no los pusieran a la venta, de acuerdo con The Wall Street Journal, pero después de todo no pudo evitarlo, ya que se encuentran a la venta en línea por nada más y nada menos que 2,500 dólares en el sitio StockX.

Esta cantidad es exhorbitante sobre todo si se considera que el precio inicial planeado para la edición especial era de 120 dólares.

Y es que de acuerdo con el sitio de reventa de zapatillas StockX, el precio de venta al público de 120 dólares se disparó, seguramente por la polémica. Hasta el martes por la mañana, se habían vendido 66 pares, según el sitio.

Esto significa un aumento del 1.983 por ciento en el precio y puede deberse sobre todo a que algunos estadounidenses toman la bandera con orgullo, señalando que se trata de la mejor representación del verdadero nacionalismo.

Entonces, esta edición significa ideal para ese segmento poblacional y con la polémica y la escasez del producto, muchos optan por protestar adquiriendo el modelo y destacándolo como símbolo nacional.

Esto contrasta con la postura del ex jugador de fútbol americano de la NFL, Colin Kaepernick (embajador de la marca) y de otros famosos y consumidores, quienes consideran que representa la esclavitud.