Netflix estrena Death Note, ya es tendencia en redes pero no todas son buenas críticas

Imagen: Twitter/@Ryuk

Este viernes se estrenó (o mejor dicho llegó al catálogo) en Netflix la adaptación live action de Death Note, un manga y anime que cuneta con miles de fans en todo el mundo, mismos que estaban dudosos pero expectantes a lo que mostraría la película.

Han pasado pocas horas desde que está disponible y ya es tendencia global con más de 18 mil 500 tweets, donde la conversación de los usuarios se debate entre buenas y malas críticas.

Netflix activó una importante campaña de marketing para esta adaptación con el trailer, teaser, muchos contenidos en social media, los pósters, la presencia en la San Diego Comic Con 2017, incluso hicieron una presentación especial para Tsugumi Ohba y Takesha Obata, creadores originales del manga de Death Note, quienes expresaron que les “encanta la película”.

Pero parece que no fue suficiente, aunque hay comentarios positivos respecto a la película, y muchos son de ayer anticipando el estreno, quienes ya la vieron y son fans del manga o del anime expresan su decepción.

Sin embargo, hay que darle una oportunidad, probablemente no conquiste a los fans quienes conocen bien la trama y serán duros con las incongruencias o las adaptaciones al lenguaje occidental. Pero, puede ser un producto de entretenimiento que atraiga a otro tipo de audiencia. Las críticas de los medios han sido, en general buenas.

Desde IGN Movie señalan que es “una versión extremadamente condensada de la batalla entre Light y L -haciendo referencia al manga y anime-, donde el objetivo principal es capturar a Kira”. Pero destacan la participación de Willem Dafoe al prestar su voz a Ryuk, “es tan entretenido que solo mejora bastante la película”.

Por su parte, Comicbook señala que “Death Note sabe adaptar algunas partes del anime, pero en otras partes se pierde”. Mientras que, The Warp la califica como una película muy “cursi”, apunta que la adaptación de la obra japonesa “se pierde en la traducción”.

Death Note es una de las franquicias más populares fuera de Japón, tiene fans en varios países. Tiene sus orígenes en el manga del mismo nombre que se publicó entre 2003 y 2006. Un año después se transmitió en la televisión japonesa una adaptación en anime. Netflix compró los derechos a Warner Bros. para hacer una película y piensa estrenarla el 25 de agosto.

La versión de Adam Wingard y Netflix es protagonizada por Nat Wolff, Margaret Qualley, Keith NStanfield y Paul Nakauchi. Probablemente lo más destacado sea que Willem Dafoe presta su voz para interpretar a Ryuk.

Death Note es un proyecto más en los que apuesta Netflix por adaptar alguna franquicia del entretenimiento exitosa para ofrecer a sus usuarios contenidos propios, pero que tengan probado el vínculo para garantizar cierta aceptación.