Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Cuánto ganan quienes hacen los contenidos que compartimos en nuestras redes?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Las redes sociales se han convertido en las principales propagadoras de historias. Pero quienes las hacen no son robots ni algoritmos.

¿Ya te enteraste cuántas nuevas vacunas llegaron a México? ¿Ya te volviste a enojar por otro disparate que dijo nuestro presidente en la mañanera? ¿Ya supiste que Elon Musk es el hombre más rico del planeta? ¿Ya leíste los 5 pasos infalibles para elevar tu autoestima? ¿Ya viste si el apagón afectará tus servicios de internet y telefonía según la zona donde vives?

La industria de la información es gigantesca: nunca antes el mundo había tenido tanto acceso a tantos contenidos. Las redes sociales se han convertido en las principales propagadoras de historias. Pero quienes las hacen no son robots ni algoritmos: son personas. Humanos que ganan sueldos, muchas veces, ínfimos, y sin derecho a prestaciones de ley ni seguridad social. 

No es un secreto que los medios de comunicación viven una crisis severa de muchas índoles. Aquí hablaremos, sobre todo, de la crisis laboral. Porque también podíamos hablar de las crisis éticas y morales, pero eso lo haremos en otra columna. 

La pandemia ha sido particularmente despiadada con muchos medios de comunicación. Hace poco la gran cadena ESPN despidió a alrededor de un centenar de trabajadores en condiciones francamente cuestionables. Además, casi todas las empresas que controlan medios han recortado los salarios de sus empleados entre 30% y hasta 60%. Un descaro si tomamos en cuenta que hay redactores web que ganan entre 6 y 10 mil pesos mensuales. Imaginen que a esa persona ahora le recortan el 50% de su sueldo: se queda sólo con 5 mil, cuando una renta promedio en la Ciudad de México ronda en los 7 mil pesos mensuales. Pero lo peor no es eso: estos redactores, en su mayoría, cuentan con un título universitario. ¿En qué momento dejamos que nuestros jóvenes profesionistas ganaran estos salarios? Es inconcebible. 

La culpa, en buena medida, es de muchos de los dueños de los medios de comunicación, cuya mezquindad ha encontrado el pretexto perfecto: “Es que la pandemia nos ha pegado mucho”. Mentira. Muchos medios siguen ingresando la misma cantidad de ingresos por publicidad gubernamental o privada. Algunos medios sí sufrieron golpes, pero no necesariamente por la pandemia, sino por la llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador, quien, como sabemos, recortó considerablemente los gastos en propaganda gubernamental. Un golpe durísimo para los medios que dependen de ese financiamiento para seguir operando. 

De hecho, paradójicamente, lo que hoy vemos es una sobresaturación informativa. Los portales web necesitan cada vez más redactores y editores. La crisis sanitaria por covid-19 ha hecho que la gente esté pegada a sus pantallas buscando contenidos nuevos, ya sea por trabajo, ocio o necesidad. El encierro ha provocado que nos encerremos aún más en nuestros celulares. La nueva vida digital exige a un consumidor de información más veloz. Y esta velocidad se traduce en malas condiciones laborales para miles de periodistas que están atados 10, 12 o más horas al día subiendo contenidos, muchas veces, por desgracia, sin la verificación ni el rigor necesarios. 

Si bien es cierto que la crisis laboral del periodismo es muy vieja, en esta ocasión se ha vuelto más notoria. Los periodos de elecciones siempre son antesalas ideales para que los empresarios o líderes de opinión abran medios y portales web. Tal es el caso de LATINUS, el medio liderado por Brozo y Carlos Loret de Mola. Fuentes cercanas me informan que los salarios en dichos medios, para los redactores web, rondan entre los 10 mil y los 11 mil pesos. Y aunque sí es un sueldo mayor al de una cajera del OXXO, por ejemplo, no deja de ser indignante que un profesionista se mueva en el mundo laboral con esos ingresos.  Y la situación se repite en muchos lados. 

En la próxima columna abordaremos la raíz de esta problemática: el dañino modelo de negocios que tienen los medios de comunicación en México. Mientras, generemos consciencia y valoremos el trabajo de nuestros comunicólogos. Porque es hora de combatir el cliché erróneo de que todos los periodistas con ricos, corruptos o chayoteros. Sólo un mínimo porcentaje de ellos lo son. La siguiente semana también profundizaremos en ello. 

 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados