Cuando las marcas mienten: el caso de Urban Outfitters

Internacional.- Las marcas corren el riesgo de ver afectada su imagen ante los consumidores y el público en general cuando uno de los miembros de la empresa es sorprendido diciendo mentiras. Es lo que le pasó a la cadena de tiendas Urban Outfitters.

Más notas relacionadas:
Urban Outfitters causa polémica al vender una prenda con sangre falsa
Zara retira playera de la venta tras polémica suscitada en redes sociales
Polémica en Twitter por un mal chiste de la Embajada Británica


A unas semanas de causar polémica por vender una camiseta que hacía alusión de mal gusto sobre una masacre, Urban Outfitters tiene problemas de marcas una vez más después de que uno de sus ejecutivos fue sorprendido mintiendo.

Se trata de Calvin Hollinger, chief administrative officer de Urban Outfitters, quien señaló a unos analistas de Wall Street que la cadena de tiendas para ropa era el retailer más grande de discos de vinilo en Estados Unidos.

La marca no contaba con que el medio dedicado a la música Billboard realizaría un análisis del sector y dio a conocer que el líder en ventas en el formato musical de los vinilos es Amazon, con el 12,3 por ciento del market share, seguido por Urban Outfitters con el 8.1 por ciento.

Urban Outfitters es una cadena de tiendas de ropa que se caracteriza por causar polémicas al vender prendas con mensajes religiosas y étnicas que resultan ofensivas para ciertos segmentos.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.