Tipos de contenidos que las marcas deben dejar de publicar en redes sociales

Tipos de contenidos que las marcas deben dejar de publicar en redes sociales

La saturación de contenidos que existe en las distintas plataformas de redes sociales está llevando a las marcas a prestar más atención a las cosas que publican para poder seguir consiguiendo resultados. Y es que si consideramos los datos citados por la firma XLAB respecto a que que, en 2018, en espacios como Twitter cada 60 segundos se lanzan 481 mil tweets o que en Snapchat se crean 2.4 millones de Snaps, destaca la importancia de hacer las cosas bien y ser más relevantes que el resto de las marcas y personas que compiten por la atención de las audiencias. Por este motivo, aquí te decimos cuales son los contenidos que actualmente las marcas ya deberían dejar de publicar en redes sociales.

¿Qué es lo que las marcas deberían dejar de publicar en redes sociales actualmente?

Según lo comparte Social Media Today desde su portal, estos son los 9 contenidos que a estas alturas las marcas ya dejar de publicar en redes sociales:

  • Contenido excesivamente promocional

Dejar de publicar en redes sociales este tipo de contenidos se puede considerar más que recomendable en la actualidad, las marcas deben comprender que lo importante es aportar valor a la audiencia no saturarlos de promociones.

Desafortunadamente, todavía son muchas las marcas que caen en el error de asumir que lo que resulta valioso para ellas es igual de importante para sus audiencias, así que usan las redes sociales como plataformas para solo tratar de vender, en lugar de considerar lo que realmente es importante para las personas a las que quieren llegar, su público objetivo.

En lugar de solo transmitir mensajes de venta, las marcas deben tratar de sumarse a conversaciones que están ocurriendo en estos espacios. Escuchar lo que su audiencia discute, leer lo que los influencers del segmento dicen, etc. Las marcas deben apalancar reglas como la de 80-20 o 5-3-2.

  • Contenido político o religioso

Si bien es cierto que los consumidores quieren quedas marcas manifiesten su postura respecto a diversos temas clave, es necesario que también comprendan que deben dejar de publicar en redes sociales cosas de política y religión si es que lo están haciendo. Particularmente estos 2 temas son áreas en donde la gente tiene una postura muy fuerte y generan opiniones divididas. Cuando una marca publica contenido de más abordando estos temas, es menos probable que logre conectar con todos los miembros de su audiencia y se convierta en una marca irrelevante u ofensiva para ciertos grupos que no comparten la misma visión.

Bajo este mismo punto las marcas también deben entender que es mejor evitar publicar cosas controversiales pues se arriesgan a ofender a la gente y perder seguidores.

  • Publicaciones virales irrelevantes

Para las marcas puede resultar muy tentador el apalancar los memes vitales más recientes como parte de su contenido para la audiencia, especialmente cuando no tienen nada en mente para compartir ese día y sus feeds de noticias se ven vacíos, sin embargo, aunque pueda parecer buena idea, es otro de los contenidos que se deben dejar de publicar en redes sociales, esto porque cabe una alta posibilidad de que la audiencia ya haya visto ese contenido y entonces la marca solo haya perdido el tiempo publicando algo que ya todos vieron.

En lugar de retomar un contenido viral, las marcas deben apostar por planear sus contenidos con anticipación y asegurarse de que lo que publicarán es relevante para la audiencia. No está mal “subirse al tren” con los memes y publicaciones que se vuelven virales, pero no se debe abusar de ello para no restarle más atención al contenido propio de la marca.

  • Contenidos negativos

Existen lugares y momentos donde es más adecuado expresarse con respecto a las preocupaciones de los clientes y competidores, sin embargo, ese lugar no son las redes sociales, las marcas deben dejar de publicar en redes sociales contenidos negativos y despectivos cuando hay problemas.

Si un cliente insatisfecho se queja en su cuenta de Twitter, las marcas deben resistir la tentación de desquitarse. Si al consumidor se le trata con respeto y de forma educada, es más probable que se pueda recuperar a esta persona como cliente de la marca.

  • Contenidos con errores gramaticales

Considerando que las redes sociales también se pueden entender como ventanas digitales de las marcas y empresas, es importante evitar que los contenidos tengan errores ortográficos o gramaticales. Caer en este tipo de equivocaciones de forma frecuente generará la impresión de que a la empresa no le importan las cosas.

Lo recomendable para resolver un problema como este es leer y revisar los copys antes de publicarlos, o bien recurrir a un colaborador para que ayude a revisar el contenido antes de que este sea compartido en las redes sociales.

  • Contenidos con inconsistencia de marca

Los perfiles de redes sociales de las marcas o empresas son una extensión de la marca misma, por ello también se debe dejar de publicar en redes sociales toda clase de material que rompa con la consistencia de la firma. Si bien se está limitado a formato que la red social permite, las marcas deben comprender que existe aún un control creativo sobre la marca, su voz y su tono.

Con lo anterior en mente, al momento de planear el contenido es recomendable consultar los perfiles de marca persona para garantizar la consistencia. Las marcas deben pensar en lo que sus públicos ideales dirán en redes sociales y cómo es que esto será dicho. Una vez con esto, las marcas se deben asegurar de que el contenido creado se mantenga cerca de esos estilos y temas tanto como sea posible.

  • Contenido en espejo

Bajo este punto nos referimos a que las marcas deben dejar de publicar en redes sociales los mismos contenidos. Si bien es importante mantener la consistencia con aspectos como la voz de la marca, se puede considerar un error el publicar exactamente el mismo contenido en todas las plataformas donde la marca tiene presencia.

Las marcas deben recordar que todas las redes sociales son diferentes y que estas reúnen a personas con diferentes datos demográficos y que se prestan mejor para ciertos formatos, por ejemplo, LinkedIn es más para texto mientras que Instagram es enteramente visual.

  • Contenido no acreditado

Si bien no hay nada de malo en compartir contenidos de otras personas, de hecho esto muchas veces les puede ayudar, es un hecho que entre las cosas que las marcas deben dejar de publicar en redes sociales están los contenidos que no dan crédito a los creadores originales.

No hacerlo puede incluso resultar en problemas, particularmente cuando ciertos contenidos tienen copyright, si se usan imágenes para las que la marca no está legalmente autorizada a emplear, las cosas pueden escalar rápido y llegar a consecuencias de carácter legal. Basta con recordar el caso del artista chino Ai Weiwei y Volkswagen.

  • Contenido lleno de hashtags

Finalmente, las marcas deben dejar de publicar piezas que estén saturadas de hashtags. Si bien estas etiquetas pueden ser de gran ayuda para aspectos como incrementar la visibilidad, existen la posibilidad de que el contenido se vuelva ilegible cuando se abusa de los hashtags o que algunos (los más relevantes) se diluyan entre tanta etiqueta y no se consiga el resultado esperado.

Las marcas deben elegir bien los hashtags que acompañarán a sus contenidos e idealmente estos deben ser los que resulten más relevantes tanto para el público como para el contenido.