• De acuerdo con Drug Free World, solo en Estados Unidos, 94 millones de personas admiten haber consumido la droga

  • Según Drug Abuse, el uso de marihuana se disparó en el país durante la prohibición de alcohol de la década de 1920

  • La campaña del Gobierno de Ontario fue realizada por la agencia McCann

La mariguana es, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la droga ilegal más cultivada, comerciada y consumida del planeta. Conforme se legaliza esta sustancia, algunas agencias (como los Institutos de Salud de Estados Unidos y el mismo Gobierno de México) han advertido de sus efectos nocivos. Sus esfuerzos también alcanzan al entorno publicitario, como lo demuestra una campaña de la administración de Ontario, Canadá.

Barely high is still too hight to drive es la nueva campaña de la entidad canadiense. En una serie de cuatro comerciales, el gobierno local muestra diferentes escenarios de los efectos de consumir mariguana. Pero en vez de desincentivar su uso o juzgar a las personas, transmite un simple mensaje: si vas a usar la droga, no importa que tan bien te sientas, no manejes.

Cómo abordar el consumo de marihuana en campaña

Si bien la marihuana es todavía ilegal en buena parte del mundo, muchas marcas están ansiosas de lanzarse al mercado. Arizona mostró su interés en lanzar una bebida adicionada con la droga. En febrero, el artista cinematográfico Spike Jonze presentó una campaña para promocionar el uso de la planta. Incluso Marlboro, a finales del año pasado, declaró que deseaba invertir en la creciente industria del cannabis.

De hecho, hay un movimiento dentro de la industria del marketing motivado por el interés en la marihuana. Sumarse a él, sin embargo, no es del todo fácil. De acuerdo con Sprinklr, es crucial centrarse en educar a los consumidores sobre la droga. Por su parte, Adweek apunta que cualquier campaña debe apostar por experiencias valiosas. Mientras tanto, Forbes señala que el poco definido marco regulatorio en la publicidad de la cannabis exige cautela de las marcas.

Más allá de estos puntos, la parte más importante que debe recordarse en una campaña sobre marihuana es el consumo responsable. La aceptación de la droga, aunque va en aumento, todavía no es abrumadora. Muchos expertos políticos, económicos y de salud tienen dudas de su legalización. Si las marcas quieren fomentar un mercado productivo, deben procurar que sus esfuerzos publicitarios no contribuyan a destruir a la naciente industria de la cannabis.

Anúnciate en la edición especial "Guía de Compras 2020" de la Revista Merca2.0. Regístrate gratis aquí.

loading...