• Históricamente, la mayor fuente de ingresos de Amazon es su plataforma de ventas en línea

  • En 2018, la compañía duplicó sus ganancias por Primer Video, para un gran total de mil 700 mdd

  • Para enero de 2019, la tasa de conversión de su servicio de publicidad era de 9.7 por ciento promedio

En cifras de Statista, Estados Unidos (EEUU) es el mercado más grande a escala global en la industria de la publicidad. Se espera que, al menos en los dos próximos años, el país se mantenga en la cima del ranking de gastos para este sector. Así pues, la evolución en la región norteamericana es fundamental para conocer las tendencias y oportunidades a escala global.

La firma Magna publicó su análisis más reciente del mercado de la publicidad en EEUU. De acuerdo con la compañía, en 2018 la industria norteamericana logró ventas por 212 mil millones de dólares (mdd). La cifra representó un crecimiento de 9.6 por ciento con respecto al año pasado, el noveno periodo consecutivo con un avance positivo. Entre las reflexiones del reporte, destaca el rendimiento de un agente en concreto. El del gigante digital Amazon.

Magna apunta que Amazon tuvo una actividad notable en la oferta y la demanda de publicidad en EEUU. En 2018, la marca duplicó ingresos por anuncios para un ingreso de seis mil mdd. La firma cree que, con este rendimiento, la plataforma se posiciona como un rival peligroso para el rey del mercado, Google. Asimismo, la empresa de Jeff Bezos incrementó sus gastos por este tipo de servicios en 50 por ciento, uniéndose a las 10 empresas con mayor inversión en el nicho.

Con estas cifras, se reafirma el potencial de Amazon en el mercado de la publicidad. Ya a finales de enero pasado, la compañía había anunciado ganancias por tres mil mdd en esta unidad de negocio. Es decir que, tomando en cuenta los reportes de Magna, la empresa de Jeff Bezos está obteniendo rendimientos del 100 por ciento en este mercado. Si además se consideran las tendencias para la industria, la expectativa es que Amazon crezca más su mercado.

VOD, ¿la carta secreta del mercado de la publicidad?

El modelo de Amazon en publicidad se apoya principalmente de su plataforma de ecommerce. La compañía muestra a los usuarios productos según sus hábitos de compra. De esta forma, sus clientes tienen impacto en el momento mismo de la transacción. Pero la plataforma de Bezos tiene una carta bajo la manga que podría aprovechar para ganarle mercado a Google. Con su servicio de streaming, Prime Video, tiene una forma de mejorar sus ingresos.

Y es que, de acuerdo a las mismas proyecciones de Magna, el Video on Demand (VOD) es un fuerte segmento en la publicidad digital. En 2018, éstos servicios y otras ofertas Over-The-Top (OTT) registraron ingresos por dos mil 700 mdd. Es decir, 54 por ciento más comparado con el año anterior. Más aún, la firma de investigación apunta que en 2019 la cifra tendrá un aumento de 39 por ciento. Y en 2020, se cree que las ganancias subirán otro 31 por ciento anual.

Amazon no sería pionero si empieza a ofrecer servicios de streaming pagados con publicidad. Hulu es el ejemplo perfecto en el mercado actual de un modelo híbrido de paga y anuncios. De hecho, la compañía incluso esta considerando expandir sus ganancias con nuevos modelos de comerciales. Por supuesto, algunos agentes temen que este acercamiento pueda ser demasiado agresivo. Es decir, que tantos anuncios alejen a los suscriptores.

Pero Amazon no necesitaría un modelo híbrido tan salvaje. La plataforma ya tiene en su sistema un modelo de pseudo-anuncios para promocionar el mismo contenido de su servicio. Es poco probable que su audiencia rechace comerciales de agentes externos si siguen un formato similar. Es decir, que puedan omitirse de inmediato y solo se reproduzcan al inicio o al final de un capítulo. Lo único que debe hacer la compañía de Bezos es animarse a experimentar.