Con el escándalo de Carlos Ghosn, ¿qué pasará con Nissan en la región?

El escándalo por el pedido de detención del máximo CEO de Renault- Nissan-Mitsubishi, Carlos Ghosn, por ocultar ingresos en Japón, impacta en el valor de marca de las tres compañías y genera incertidumbre sobre los planes de las marcas en la región.

Nissan Renault-marketing
Bigstock

En el último Salón de París llevado a cabo en Francia en octubre pasado, el presidente y director general de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, Carlos Ghosn, dijo que promovería algunos cambios en su presencia en la región con el objetivo de “optimizar operaciones”.

Es que aunque Nissan sigue siendo el líder del mercado en México, viene perdiendo desde 2014 penetración en el mercado, pasando de poco más del 25% en ese año, al 22% en 2018.

Ghosn habló de estos cambios cuando ya estaban encaminadas las negociaciones entre México y los Estados Unidos por un nuevo tratado de libre comercio (al que luego se unió Canadá). En ese momento, comentó que para la alianza que lidera iba a ser “muy impactante” si el acuerdo comercial no se resolvía a favor y manifestó la intensión de volver a invertir en la región.

Sin embargo, advirtió que esas inversiones iban a depender de una serie de cambios para reordenar la cadena del aprovisionamiento, debido a las nuevas exigencias del renovado USMCA respecto de la integración regional de las autopartes.

En sus declaraciones, Ghosn dijo que ahora que se ha logrado el acuerdo “habrá más inversiones (del grupo Nissan-Renault) en Estados Unidos, pero eso no quiere decir que vayamos a dejar de invertir en México”.

En ese momento, no habló de ningún anuncio que involucrara al equipo directivo de Nissan Mexicana, incluyendo a la presidenta y directora general, Mayra González. De hecho, desde la filial mexicana de la compañía anticiparon este lunes que no hay cambios previstos por esta situación.

Presencia en México

La presencia en México de Nissan es fuerte. En Aguascalientes, tiene dos plantas: Nissan Aguascalientes A1 y Nissan Aguascalientes A2, en adición a una tercera que opera en forma compartida con Daimler, conocida como Compas.

Además, hay una cuarta en Morelos, Civac.

Uno de los artículos publicados por el diario nipón.

El mundo de los negocios se conmocionó en la mañana del lunes con la publicación del diario japonés Ashai. El medio dio a conocer que Carlos Ghosn, presidente de Nissan y consejero delegado de Renault y de Mitsubishi, fue arrestado en Tokio por la violación de leyes financieras relativas a la veracidad de su salario real.

Greg Kelly, de 62 años, director representativo de Nissan, también fue arrestado bajo sospecha de conspirar con Ghosn, dice Ashai.

La noticia hizo que las acciones de las tres compañías se derrumbaran en la bolsa.

Comunicado oficial

Desde Nissan Mexicana dieron a conocer un comunicado sobre la situación de Ghosn. En el texto, se reconoce lo sucedido y se pide disculpas a los accionistas.

“Basado en el reporte de una denuncia, Nissan Motor ha estado conduciendo una investigación interna durante los últimos meses relacionada a una mala conducta que involucra al Director Representante y  Chairman Carlos Ghosn, así como al Director Representante Greg Kelly”, dice el comunicado.

“La investigación mostró que durante muchos años tanto Ghosn como Kelly habían estado reportando montos de compensaciones en los reportes de valores de la Bolsa de Valores de Tokio menores a las cantidades reales, con la intención de reducir el monto que se revelaba sobre la compensación de Carlos Ghosn”, agrega.

En el textos se explica que “con respecto a Ghosn, otros numerosos actos significativos de mala conducta se han descubierto, como el uso personal de bienes de la compañía, así como el involucramiento profundo de Kelly también se ha confirmado”.

También se confirma que el CEO de Nissan, Hiroto Saikawa, propondrá a la junta directiva de Nissan la pronta remoción de Ghosn.

Finalmente, dice, “Nissan se disculpa profundamente por haber causado esta gran preocupación a sus accionistas y a sus diferentes partes interesadas”.

Una alianza exitosa

La alianza Renault-Nissan fue un éxito para ambas ensambladoras. Los números son evidentes: venció a Volkswagen y a Toyota y se convirtió en 2017 en el mayor vendedor de automóviles ligeros (sin camiones, vehículos comerciales ni autobuses) a nivel mundial. La clave estuvo en una jugada maestra: comprar Mitsubishi.

Mitsubishi le aportó un millón de vehículos vitales a la alianza franco-nipona, los que al final fueron decisivos para la cuenta total.