x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Cómo proteger tus datos en la nueva normalidad digital? Cuatro consejos que debes aplicar

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Si bien la pandemia es principalmente una crisis de salud, también ha traído una serie de nuevos retos al entorno de la ciberseguridad y protección de datos
  • De acuerdo con DarkReading, la forma en la que funciona la pandemia es muy similar a los eventos de ciberseguridad

  • Por ejemplo, tanto el robo de datos como la infección masiva se han hecho peor por la intensa globalización contemporánea

  • Asimismo, muchas organizaciones y marcas no invierten en la prevención de ataques y enfermedades sino hasta un incidente

Una de las características más interesantes de la nueva normalidad fue la rápida digitalización de las actividades. Las ventas se han concentrado en el canal online. También las actividades de RP están llevándose a cabo principalmente en digital. Incluso eventos y conciertos están empezando a llevarse a cabo en este medio. Lo anterior trae retos en protección de datos.

De acuerdo con agentes como Willis Towers Watson, muchos ciber-criminales aprovecharon el estado de confusión de la pandemia para robar datos y afectar a los internautas. Un fenómeno que, según Teceze, se ha replicado para muchos negocios en el mercado. En este sentido, va a ser crucial que los individuos tengan más cuidado de su información en la nueva normalidad:

Evitar las redes de Wi-Fi públicas para proteger tus datos

Según Carbyne, no solo es necesario evitar los lugares masivos para reducir la posibilidad de infección de COVID-19. Las redes Wi-Fi abiertas que están en muchos espacios públicos son vistas por una buena parte de la población como una oportunidad de navegar gratuitamente. Sin embargo, son aparte un peligro considerable para los datos personales de todo el público.

Muchas veces este tipo de redes tienen protocolos de seguridad y encriptación mínimos. Esto hace que los agentes maliciosos conectados a estos sistemas puedan robar con una relativa facilidad los datos de otros dispositivos conectados. En este sentido, conforme el público vuelva a integrarse a la nueva normalidad, es importante evitar en lo posible estas redes Wi-Fi.

Usar la geolocalización en emergencias

Hay muchas personas que quieren dar la menor cantidad de datos posibles a las marcas y compañías. Por ello, no suelen permitir que rastreen su localización o comparten el acceso a archivos, cámara, grabadora, etcétera. Por supuesto, esto permite que su información esté a salvo de agentes maliciosos. Pero en medio de la nueva normalidad, sería una desventaja.


Notas relacionadas


Y es que hay varias plataformas de geolocalización que pueden ayudar a las empresas y gobiernos a responder mejor ante accidentes e incidentes. En medio de una crisis como lo es la pandemia de COVID-19, una atención en minutos puede ser la diferencia entre la vida y muerte. Solo es cuestión que la gente aprenda a qué proyectos confiarle sus datos sensibles.

Proteger sus datos contra el phishing

Uno de los riesgos que no surgió con la pandemia, pero se vió potenciado por ella, son los ataques de tipo phishing. Este tipo de ofensivas utiliza trucos psicológicos e ingeniería social para engañar a los usuarios para ceder sus datos voluntariamente. Por su naturaleza, es uno de los riesgos de seguridad informática más peligrosos que hay a lo largo de todo el mundo.

La mejor forma de defenderse es tratando de identificar algunos elementos comunes de este tipo de ataques, entre ellos el uso de mala ortografía y remitentes sospechosos. También es muy importante aprender datos confiables sobre la COVID-19 y su atención. Esto porque, a raíz de la pandemia, algunos agentes han explotado el desconocimiento y la desinformación.

Blindar las contraseñas de tus cuentas

También resulta fundamental tener buenas protecciones para evitar que entren a tu perfil para que roben tus datos. En este sentid, basta con seguir algunas mejores prácticas para blindar las llaves de acceso de agentes externos. Por ejemplo, es crucial que jamás se use la misma password para más de un servicio. Así, si se compromete una cuenta, no se vulneran otras.

Otra práctica recomendable es evitar usar datos personales como contraseñas. Por ejemplo, fechas de nacimiento, nombres propios, etcétera. Esto porque suelen ser de los primeros elementos que los agentes maliciosos prueban para vulnerar cuentas. Es mucho más seguro usar frases únicas, largas, que tengan algún sentido para la persona en torno a la cuenta.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados