¿Cómo negociar con éxito? El caso del Presidente Macron

Los países más poderosos ordenando el mundo para evitar el caos y le violencia mundial. La geopolítica al más alto nivel misma que contó con un gran cabildero, Emmanuel Macron.

Acabamos de presenciar en Biarritz, Francia, la semana pasada, uno de los más exitosos casos de cabildeo político de los últimos años y ocurrió durante la Cumbre del G7; el autor del mismo, Emmanuel Macron, el Presidente Galo quien se ha autonombrado el líder de la coalición más importante del mundo y el más serio candidato a suplir a Angela Merkel al frente de la Unión Europea.

Sigamos sus pasos, discursos, reuniones y objetivos y encontraremos a un actor político de clase mundial operando los grandes temas del orbe. Seguridad, migración, petróleo, armas nucleares y calentamiento global. Macron, es un líder que el mundo necesita en independencia de su propia agenda que es lograr en primera instancia su reelección en Francia. Los demás cargos europeos vendrán con su investidura.

Un poco de historia. El Grupo de los siete es un club de países poderosos que data de 1973 a iniciativa del americano George Shultz y que representa el 64% de la riqueza global; conforman una coalición (grupo con intereses afines) dado que tienen coincidencias en sus capacidades nacionales, sin ostentar ideologías supremacistas, hasta ahora y con disposición para coordinar sus políticas hacia la consecución de objetivos comunes y la voluntad para establecer medios de coordinación. Durante los últimos años, con la llegada al poder de Donald Trump, esta asociación ha tenido serios desacuerdos. El proyecto carente de formas del ocupante del salón Oval para convertirse en el líder natural de la misma ha creado oportunidades para que de manera diplomática y con inteligencia política, Angela Merkel primero y Emmanuel Macron después, se erigan como los verdaderos líderes del G7.

El pasado fin de semana, en Biarritz, ubicada en la región de Nueva Aquitania, una de las principales localidades del País Vasco Francés en Labort, los siete líderes se reunieron una vez más para negociar temas de comercio en donde se comprometieron a tener un mercado abierto y justo para alcanzar la estabilidad de la economía mundial.

Con respecto a Irán acordaron garantizar que este país nunca pueda adquirir armas nucleares. Promoverán la paz y la estabilidad en la región.

Con respecto a Ucrania, Francia y Alemania celebrarán una cumbre en formato Normandía en las próximas semanas para alcanzar acuerdos concretos.

En tanto con Honk Kong, reafirmaron la existencia y la importancia de la declaración sino-británica de este país de 1984 y pidieron que se evite la violencia.

¿Qué tenemos hasta ahora?

Los países más poderosos ordenando el mundo para evitar el caos y le violencia mundial. La geopolítica al más alto nivel misma que contó con un gran cabildero, Emmanuel Macron.

La actividad política del residente del Palacio del Eliseo, se observó en su agenda hace algunos días cuando tuvo ocasión de reunirse con Vladimir Putin, el poderoso Presidente Ruso, excluído de estas reuniones por su osadía al querer invadir a Ucrania lo que le costó el repudio del resto del grupo de poderosos y su exclusión del grupo pero ahora Macron cabildea para su regreso.

La otra hazaña del Francés, es haber invitado de manera sorpresiva a la misma reunión del G7, al ministro del exterior de Irán, Yavad Zarif logrando un golpe de efecto que cobra mayor trascendencia por el marco y la forma que se produjo.

Zarif, es el mismo hombre al que USA desechó como intermediario hace menos de un mes al imponerle sanciones.

Las habilidades de Emmanuel Macron se pusieron de manifiesto. Estratega político, un hombre informado, profesional del cabildeo, diseñador de escenarios y con grandes dotes de orador. Un líder digno de ser imitado.

Nos encontraremos más adelante.

loading...