Colosio en Netflix o cuando los políticos se convierten en productos o marcas

  • Netflix lanza Historia de un crimen: Colosio, que pretende ser la primera de una serie de producciones alusivas a crímenes y magnicidios en América Latina.

  • Esta serie dirigida por Natalia Beristáin y Hiromi Kamata recurrió a los testimonios de personajes cercanos al extinto líder del PRI, entre ellos sus hijos.

  • Personajes y asuntos políticos se convierten en un efectivo producto de consumo.

A punto de cumplirse 25 años de asesinato de Luis Donaldo Colosio, candidato del Partido Revolucionario Institucional a la presidencia de México para el periodo  1994-2000, Netflix lanza Historia de un crimen: Colosio, que pretende ser la primera de una serie de producciones alusivas a crímenes y magnicidios en América Latina.

El estreno está contemplado para este 22 de marzo, un día antes de que se cumpla el primer cuarto de siglo desde el crimen que le quitó la vida al candidato oficial y favorito para suceder a Carlos Salinas de Gortari.

Los hechos cimbraron a la sociedad mexicana y cambiaron el rumbo de la historia política del país y para producir esta serie dirigida por Natalia Beristáin y Hiromi Kamata, se recurrió a los testimonios de personajes cercanos al extinto líder del PRI, entre ellos sus hijos.

No es la primera producción alusiva al crimen ocurrido en Tijuana, Baja California en marzo de 1994. En 2012 se estrenó la película Colosio, el asesinato, que contó con las actuaciones de Daniel Giménez Cacho y Odiseo Bichir, entre otros histriones.

Y tampoco es la primera vez que alguna producción de Netflix aborda asuntos de las política mexicana, recuérdese que la serie El Chapo, también da cuenta múltiples eventos, como el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, en mayo de 1993, o la transición democrática de 2000 o el conflicto electoral de 2006.

Los ejemplos muestran que los personajes y los asuntos políticos pueden convertirse en un efectivo producto de consumo o temática protagónica de la generación de contenidos para diferentes formatos y plataformas. Y esto puede ocurre en todo el mundo donde existe una mínima libertad de expresión.

En Hollywood, por ejemplo, tuvo notorio éxito la película Vice, que narra pasajes de la historia política de Estados Unidos durante el gobierno de Geroge W. Bush y su vicepresidente, Dick Cheney.

El que los políticos y sus historias de vida se conviertan el elementos para la generación de productos vendibles se puede notar en los ejemplos que acabamos de mencionar, pero también pueden llegar a convertirse hasta en souvenirs, como ocurrió durante el arribo del actual presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, cuando se pusieron a la venta muñecos, playeras, botones, sombreros, banderines y demás productos con la efigie del mandatario.

loading...