Co-branding, sus beneficios, ejemplos y maneras de desarrollarlo

  • Las marcas han sabido hacer sinergia, tender vínculos, compartir intereses y fundar sociedades que las hacen más fuertes.

  • Las alianzas entre marcas permiten a diferentes empresas darle realce a su presencia ante el consumidor.

  • Co-branding también es  sinónimo de  sinergias  en las cualidades de productos e integración de  diferentes tecnologías para generar nuevos desarrollos.

A lo largo de la historia de la publicidad, las marcas han sabido hacer sinergia, tender vínculos, compartir intereses y fundar sociedades que las hacen más fuertes, aumentan sus ventas y potencian su presencia mediática. A este tipo de acciones se les conoce como co-branding.

Ejemplos existen muchos, los cuales describen alianzas que permiten a diferentes empresas darle realce a su presencia ante el consumidor, pero también permiten generar sinergias y elevar la cualidades de sus productos, por ejemplo, cuando diferentes tecnologías son capaces de generar nuevos desarrollos.

Así se dio la alianza, hace un par de décadas, de marcas automotrices como Renault, Nissan y Mitsubishi, tres gigantes tecnológicos y del mundo automotriz que generaron una sinergia que se mantiene al día de hoy, lo cual permitió compartir desde 1999 diferentes objetivos comerciales que hoy sostienen a nivel global.

Bigstock

Pero estas alianzas no tienen que ser necesariamente entre marcas que comparten el mismo mercado y se dedican a vender el mismo tipo de productos, sino que es común que diferentes giros se encuentren para ofrecer diferentes productos que complementan las experiencias de consumo.

La marcas estadounidenses Krispy Kreme, por ejemplo, teje alianza con sus connacionales Mattel y Barbie al lanzar una dona conmemorativa por los 60 años del lanzamiento de la afamada muñeca.

Además, para su mercado mexicano, esta alianza prevé dinámicas para que los consumidores de estos productos puedan ganar experiencias, tales como una noche en  suite especial de Barbie en el Hotel Hilton de la CDMX.

 

Se trata de un ejemplo en el que dos marcas que parecieran no tener mucha relación en común pueden generar oportunidades a partir del marketing para lograr una mejor proyección y tener la posibilidad de ampliar su mercado.

Para que las acciones de co-branding y las alianzas entre marcas arrojen resultados favorecedores, es mejor saber desarrollar este tipo de oportunidades y a continuación se enumeran cinco recomendaciones para potenciar a las marcas a partir de esta modalidad del marketing

1. Analiza las posibilidades de éxito.
Analiza si la unión entre marcas realmente resulta benéfica para ambas o daña a alguna o las dos de ellas.

La estrategia de co-branding debe ser capaz de profundizar los escenarios posibles ante la unión de las marcas y la opinión que el consumidor percibe sobre ello.  Trasladando ese conjunto de atributos y valores a un mapa de Equities podremos obtener una aproximación más cercana al nuevo escenario.

2 Define el rol que cada marca debe seguir
Para que cada una de las marcas que se integran a una estrategia de co branding obtenga beneficios, es muy importante impulsar la comunicación entre las partes en el cual debe quedar claro el rol que juega cada marca.

3. Calcular costos y beneficios
Debe desarrollarse un análisis previo de las posibilidades de éxito y también de las de fracaso de una sinergia de esta naturaleza.  se debe pensar en el corto, mediano y largo plazo.  También se debe prever la reacción del consumidor por medio de focus gropus y itras herramientas de medición.