El imperio contraataca: China también eleva sus tarifas a productos de Trump

En respuesta a la avanzada de los Estados Unidos, China anunció que subirá sus aranceles a productos estadounidenses por US$ 60 mil millones a partir del 1 de junio.

Silicon Valley
Bigstock
  • China aumentará los aranceles de 10% al 25% sobre US$ 60 mil millones en productos estadounidenses.

  • Es en represalia por la última decisión de la administración Trump de aumentar las tarifas a los productos chinos en igual medida.

  • Los futuros de las acciones de Estados Unidos marcaron una fuerte caída. La guerra comercial se intensifica.

China aumentará los aranceles sobre US$ 60 mil millones en productos estadounidenses en represalia por la decisión de Donald Trump de subir sus tarifas sobre los artículos chinos.

Beijing llevará las tasas del 10% al 25%, la misma medida que había aplicado Estados Unidos la semana pasada. El cambio tendrá vigencia desde el 1 de junio, dijo el Ministerio de Finanzas de China.

Trump había subido los aranceles a productos chinos por un valor de intercambio de US$ 200 mil millones.

La escalada de barreras arancelarias se produce cuando las dos economías más grandes del mundo están negociando un nuevo acuerdo comercial. Están en esto desde marzo de 2018.

La acción tomada por china eleva los riesgos en un conflicto comercial cada vez mayor, y acrecienta los temores a un congelamiento de las inversiones en todo el mundo, amenazado con dañar a nivel general la economía global.

En la bolsa

Debido a esto, los futuros de las acciones de los Estados Unidos arrancaron este lunes con una fuerte caída apenas conocida la novedad desde Beijing.

Las nuevas tarifas impuestas por China afectan muy especialmente a productos primarios como maní, azúcar, trigo, pollo y pavo.

La noticia llegada desde China era esperable luego de que la Casa Blanca subiera sus aranceles el viernes. Mientras, mientras las partes se siguen reuniendo.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Lighthizer, se reunieron con negociadores chinos a lo largo de toda la semana pasada. Incluso, el propio Mnuchin calificó las conversaciones como “constructivas”, pero reconoció que no pudieron cerrar un acuerdo y que no tienen más reuniones planeadas.

Trump, que quiere que se hable más del robo de propiedad intelectual y del déficit comercial con Beijing, presionó fuerte el lunes pasado con una serie de tuits en los que argumentó que las tarifas eran “muy malas” y que “China no debía tomar represalias” ya que “sólo empeoraría” las cosas.

“Tuviste una gran oferta ¡y te retiraste!”, escribió sobre China y su presidente Xi Jinping.

Pues bien, China contraatacó con más aranceles y, ahora, el balón está del lado estadounidense.