• De acuerdo con Strategy Analytics, el Pixel de Google es el smartphone de mayor crecimiento a escala global

  • En 2018, la compañía consiguió ingresos de 136 mil 220 mdd, 23.4 por ciento más que el año anterior

  • De acuerdo con Apple, tiene tiendas en más de dos decenas de países, incluido México

El retail online ha crecido en los últimos años. En 2020, se espera que el mercado tenga un valor de cuatro mil 135 millones de dólares (mdd) a escala global. La cifra es casi cuatro veces más grande que la registrada en 2014, de mil 336 mdd. Sin embargo, no es más que una mínima fracción de los 27.73 billones de dólares de las ventas retail totales. Lo anterior refuerza por qué marcas como Google quieren locaciones físicas para vender sus productos.

Para agosto pasado, de acuerdo con el Chicago Tribune, Google estaba planeando abrir su primer tienda física en Estados Unidos. La locación habría servido como una clara rival a las Mac Store de su rival Apple. Entonces, se teorizó que el local le serviría como el punto de partida para empezar a vender su cada vez más amplio catálogo de productos. Entre ellos, sus smartphones Pixel, su oferta de tables y su sistema Google Home.

Sin embargo, el mismo medio confirmó que Google ya no está interesado en adquirir el espacio en Chicago. Aparentemente, la empresa ya no está negociando con los dueños del local para concretar la transacción. Incluso se está mostrando el edificio a otros comprados potenciales. De acuerdo con el reporte, la compañía de tecnología se negó a “comentar en rumores o especulaciones”. Al menos de momento, no habrá una incursión en retail físico.

Una pérdida para Google

En 2018, se estimó que la subsidiaria de Alphabet tenía alrededor de 1.5 por ciento del mercado de smartphones. Sin embargo, también se calculó que esta cifra prácticamente se duplicaría para 2021. Pero no solo está creciendo sus ventas de sus Pixel. Además, sus Google Home ya superaron los 52 millones de dispositivos a escala internacional. Todavía está por debajo de los 100 millones de Echo que presume Amazon, pero se acerca rápidamente.

A Google le hubiera convenido empezar un negocio retail físico para empezar a vender sus productos directamente a los consumidores. Todavía hoy tiene una lista muy limitada de países donde las personas pueden adquirir uno de sus dispositivos en su tienda en línea y recibirlo en sus casas. También trabaja con distribuidores y revendedores autorizados. Sin embargo, esta práctica ha resultado negativa para la compañía en más de una ocasión.

Por si fuera poco, Google está perdiendo la oportunidad reemplazar a Apple en el mercado del retail de dispositivos. Su rival tecnológica ya ha comenzado a presentar servicios que buscan alejarse de su clásico negocio de vender iPhones. Así pues, las icónicas Mac Store dejarán de ser una prioridad para la compañía en el corto y mediano plazo. Con una tienda física, la subsidiaria de Alphabet podría haber dado un primer paso para la conquista de este mercado.

Pero la decisión de Google también podría ser reflejo de un reenfoque en su visión sobre la venta de dispositivos. Tal vez se dio cuenta, como Apple, que el mercado de smartphones beneficiará a otras tecnológicas a futuro. Si ésta es la conclusión de la compañía, tiene sentido que no invierta en un espacio retail físico. Más conveniente sería reforzar sus estrategias de suministro y distribución para asegurar disponibilidad de sus productos a un público más amplio.