Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Campaña Miniso y la insaciable exigencia del consumidor mexicano

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Una estrategia de promoción de Miniso logró ubicarse dentro de las primeras tendencias en redes sociales mediante el hashtag #NoHayPeluchesMiniso,

Durante la tarde ayer, una estrategia de promoción de Miniso logró ubicarse dentro de las primeras tendencias en redes sociales. Mediante el hashtag #NoHayPeluchesMiniso, miles de usuarios reportaron la “misteriosa desaparición” de los muñecos dentro de diversos puntos de venta de la firma.

Para la marca, la acción se tradujo en un interesante alcance impulsado por el interés de los usuarios sobre uno de los productos estrella de la cadena de tiendas. Recordemos que datos de la propia empresa indican que el producto que más se vende son los muñecos de peluche. Aproximadamente, los clientes adquieren 5 mil 400 peluches por día en todas las tiendas y representa el 8 por ciento en ventas totales.

De acuerdo con mediciones de Tweetreach, la etiqueta #NoHayPeluchesMiniso generó en tan sólo 100 tweets un alcance de 1 millón 187 mil 649 impresiones alcanzando a poco más de 991 mil 482 cuentas.

¿Cliente discriminado?

La dinámica implementada por la marca hoy tuvo un peculiar desenlace que no necesariamente fue el mejor.

Durante las primeras horas de este jueves, desde sus redes sociales, la firma de retail compartió un aviso en el que invitaba a sus seguidores a compartir una imagen con el hashtag #EfectoMiniso, si “se les aparecía” uno de los peluches en cuestión.


De acuerdo con las publicaciones en redes sociales, la mayoría de estas “apariciones” tuvieron lugar en universidades privadas de la Ciudad de México, situación que si bien fue aplaudida por quienes se vieron beneficiados por el obsequio, también fue criticada por otros consumidores que reclamaron a la marca su preferencia por instituciones privadas que dejó de lado a las universidades públicas por ser, a los ojos del consumidor, cuna de “consumidores pobres”.

Además, los usuarios demandaron la firma voltear a ver hospitales, casas hogar, orfanatos y demás organizaciones de beneficencia para extender su “#EfectoMiniso”, argumentando que las personas que se encuentran en estos lugares necesitan más la “aparición de un peluche” para levantar el ánimo que “los niños ricos” que se vieron beneficiados por esta acción.

Marcas poco sensibles al consumidor

Si bien la firma también ha llevado sus peluches a plazas públicas, lo cierto es que la percepción del cliente, cuando menos según lo que se puede ver en redes sociales, es que se trató de una estrategia que sólo beneficio a un segmento de consumidores.

Aún cuando son cada vez más organizaciones que favorecen el principio de “el consumidor al centro”, lo cierto es que pocos avances se tienen al respecto. La marcas no logran entender al consumidor y eso se refleja en la composición de estrategias.

Las conclusiones de un reporte firmado por Danaher apuntan que sólo el 16 por ciento de los vendedores creen que son realmente sensibles a sus públicos meta.

Con esta cifra de antesala, es posible afirmar que existe una desconexión importante entre marcas y públicos meta, la cual por definición terminará por afectar el rendimiento de cualquier inversión.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Presente y futuro del marketing móvil

El protagonismo a escala global que han adquirido las tecnologías móviles ha, está, y seguirá impactando fuertemente en la forma en que hacemos y practicamos marketing.