Bryan Cranston confirma la película de Breaking Bad

Imagen de Bigstock
  • Durante 2017, las audiencias destinaron 48 minutos a la serie Breaking Bad

  • En 2013, el programa de AMC lograba 6 millones de reacciones por episodio en Twitter

  • Desde noviembre del año pasado se hablaba de la película de Breaking Bad

Durante 2017, según datos de AT&T e IMDb, las audiencias de televisión de paga destinaron 48.1 minutos a Breaking Bad, esto a pesar de que el último capitulo del show fue emitido en 2013, al cierre de su quinta temporada.

Asimismo, en ese ya lejano 2013, información de Statista indicó que la reacción por cada emisión que el show generaba en Twitter era de 6.03 millones de reacciones, por encima de programas como The Walking Dead (5.17 millones) y Game of Thrones (3.51 millones).

En tanto, a mediados de noviembre se dio a conocer que la exitosa serie de AMC regresaría en forma de pantalla luego de que Hollywood Reporter detalló que Vince Gilligan, creador de la serie estaba involucrado en el proyecto junto con Sony.

No obstante, existían algunos puntos sin confirmar como lo era la participación del principal Bryan Cranston así como el argumento que tendría el filme; sin embargo, durante una entrevista en el programa The Tonight Show, Cranston confirmó que se prepara la cinta sobre la serie.

“Puedo decir y anunciar esta noche frente a su audiencia y confirmar que hay una película de Breaking Bad”, declaración que generó una gran ovación.

La película de Breaking Bad presentaría dos aristas para los aficionados a este show, ya que si bien estarían los personajes principales, es la trama la que presenta el desafío puesto que aquellos seguidores fervientes de la serie esperarían aclarar algunos cabos sueltos que las cinco temporadas no ataron.

De tal modo que llegar con un espacio tan reducido como lo es una película, deberá ser planificado a detalle para que las altas expectativas alrededor de la misma no terminen por provocar desanimo en las audiencias.

Asimismo, la mercadotecnia alrededor de un producto tan exitoso favorecería a las marcas actuales así como a los avances tecnológicos que no existían o estaban consolidados en los años de auge del contenido.