Netflix y HBO traman algo. Cuando eso se puede leer con las recientes interacciones que ambas firmas han protagonizado en redes sociales, en donde la exitosa serie Game of Thrones ha sido el pretexto.

Luego de que se diera a conocer el primer avance de la que será la última temporada de dicha producción, Netflix se ha mostrado especialmente interesado en conocer más detalles sobre la aclamada serie.

Esta vez lo hizo desde su cuenta oficial de Twitter para el mercado español, en donde este lunes apareció un mensaje en donde la empresa de Los Gatos, California confesaba lo difícil que ha sido no comentar nada sobre el teaser de Juego de Tronos.

La acción obtuvo respuesta por parte de HBO España quien, utilizando un GIF de Stranger Things, invitó a su rival a expresar su opinión.

Ambos mensajes sólo fueron el comienzo de un breve pero significativo intercambio de tweets que concluyó con un reto en el que Netflix propuso un intercambio: “Si nos decís algo de lo que va a pasar en Invernalia os contamos alguna novedad del Upside Down”.

La conversación llena de humor fue bien recibida por los usuarios quienes aplaudieron la habilidad de ambas empresas para dominar el arte de las interacciones en redes sociales.

¿Un enemigo común?

Mas allá de lo satisfactorio que el esfuerzo pudo ser en términos de comunicación, es cierto que este esfuerzo se suma a otros más en los que HBO y Netflix parecen unir fuerzas, hecho que puede responder a la inminente llegada de un tercer jugador al terreno del streaming que promete grandes producciones y exitosas franquicias: Disney Play.

El nuevo servicio incluirá películas propias de Disney así como producciones de otros estudios de su propiedad como Marvel o Pixar. En entrevista para el sitio antes mencionado, Bob Iger, CEO de Disney, refirió “tenemos el lujo de programar este producto con programas de esas marcas o derivados de esas marcas, (…) lo que obviamente crea una demanda y nos da la capacidad de no estar necesariamente en el juego de volumen, sino de estar en el juego de calidad”.

De tal suerte, se espera que algunos de los títulos que jueguen un papel vital para la promoción de la plataforma serán “Captain Marvel,” “Dumbo,” “Toy Story 4,” “The Lion King,” “Frozen 2” y las próximas entregas de “Star Wars”.

Por otro lado, el precio es otro de los mayores valores agredas mediante el cual intenta venderse esta nueva propuesta. La compañía ha indicado que, cuando menos en Estados Unidos, el servicio tendrá un costo menor al que ahora mantienen otros grandes como Netflix, plataforma por la que sus suscriptores pagan en Estados Unidos entre 8 y 14 dólares al mes.

La competencia pinta para ser demasiado pareja y es probable que Netflix y HBO busquen unir fuerzas para cerrar filas con el objetivo de mantener la atención de las audiencias con franquicias que han demostrado ser un éxito y hacer frente a producciones ganadoras como la saga de Marvel o la Guerra de las Galaxias que abanderan la propuesta de “la casa de los sueños”.

Números de la industria streaming

El mercado del video streaming on demand (SVOD) crece en relevancia, por lo que muchas empresas de entrenamiento consideradas como “tradicionales” buscan incursionar en este terreno con proyectos propios que logren dar batalla.

En principio, vale la pena indicar que sólo para el cierre de este año, el Video Streaming on Demand (SVOD) representará ingresos por más de 19 mil millones de dólares a nivel global, de acuerdo con datos proyectados en Statista.

En mercados emergentes, las tasas de crecimiento y adopción por parte de las audiencias son aún  más elevadas.

Tan sólo en México, durante 2017 según estimaciones de Statsita, los ingresos del segmento serán de unos 143 millones de dólares y se espera que el crecimiento anual sea del 11.9 por ciento. Los ingresos promedio por usuario son 11.71 por ciento, mientras que en la Unión Americana los ingresos por video on demand serán de 10 mil millones de dólares este año. El crecimiento es del 3.4 por ciento anual y los ingresos promedio por usuario son 95.84 dólares.

El negocio que las cifras anteriores representan pueden llevar a jugadores como Netflix y HBO a sumar esfuerzos para conseguir que los rendimientos queden en sus arcas, antes que compartirlos con un tercero que no es nada débil.