• La campaña fue producida con ayuda de la agencia de publicidad Buzzman 

  • Se espera que el anuncio ayude a cimentar la posición del banco como una institución querida por la población

  • El comercial correría en varios formatos, de 12, 22, 30, 45 y 60 segundos, en TV, cine y redes sociales

Actualización: Se añade una nueva liga de video, para sustituir a la de YouTube que ya no estaba funcionando.

Una de las herramientas más efectivas para desarrollar una campaña de impacto es contratar a casi cualquier celebridad. Estos individuos son un imán para las masas, gracias a que son personajes fácilmente reconocibles. Eso sin contar que, por lo general, tienen una cantidad masiva de seguidores. Por supuesto, este atractivo no es único para las estrellas más grandes a escala global. Incluso las personalidades reconocidas en una localidad son muy utilizadas.

Este gusto por el celebrity marketing también está ampliamente documentado. De acuerdo con Statista, en mercados como Reino Unido, estos personajes son particularmente efectivos en una campaña de redes sociales. Forbes señala que son herramientas incomparables para incrementar las ventas y fomentar un sentido de lealtad. Por otro lado, en cifras de Marketing Ideas, hasta el 45 por ciento de los usuarios creen que pueden hacer una gran diferencia.

Por supuesto, no basta con que una campaña simplemente ponga a una celebridad cualquiera a decir algunas líneas a favor de la marca en cuestión. Si las marcas quieren tener un impacto en la audiencia, también tienen que desarrollar mensajes comerciales distintos que les permita diferenciarse de sus rivales. Lo anterior también cuenta al momento de considerar a estos personajes reconocidos. La creatividad es clave para que estos endorsements sean efectivos.

Una nueva campaña con Brad Pitt

Boursorama Banque, una institución bancaria francesa, acaba de publicar una nueva campaña de la mano del actor hollywoodense. En ella, se le puede ver dando un recorrido por Nueva York. En un principio, parece que será un anuncio común, en el que el actor simplemente hable con los espectadores sobre los beneficios de la marca. Sin embargo, ningún sonido sale de su boca. A lo largo del video se oyen sonidos ambientales y otras voces, pero no la de Brad Pitt.

El video cierra con un copy en donde el banco francés asegura que no necesitan a Brad Pitt para recomendar su marca. Esto, porque ya el público, por sí mismo, está haciendo un gran trabajo en eso. Se espera que la campaña se empiece a desplegar por al menos un mes en canales digitales y cines. También se acompañaría con una serie de carteles del actor americano. En la mayoría de ellos, Brad Pitt sale de espaldas, donde apenas se ve su rostro.

¿Todavía son necesarias las celebridades?

Varias marcas han creado una campaña donde se usa una estrella sin usar los clichés del celebrity endorsement. Apple, en julio, lanzó una activación para promocionar las cámaras de sus iPhone a través de una serie de fotos con detrás de cámaras de varios artistas musicales. Ryan Reynolds no teme explotar al máximo su carisma para su propia empresa, American Gin. Incluso el actor William Shatner ha protagonizado un video promocional fuera de lo común.

¿Podría ser que las celebridades están perdiendo su atractivo como estrategias publicitarias? No es una pregunta al azar. Si las marcas están cambiando la estructura de una campaña que usa a una de estrellas, es porque ven una oportunidad para innovar en el mercado. Pero no habría necesidad de innovar si los usuarios no estuvieran cansados de consumir el mismo tipo de contenido una y otra vez. Así pues, es claro que hay un hartazgo entre el público general.

Asimismo, parece que estas nuevas estructuras reducen el protagonismo de las celebridades en los videos que aparecen. Como en esta campaña, donde el protagonismo de Brad Pitt se ve opacado por la idea creativa del anuncio. De hecho, muchos comerciales parecen preferir reducir la importancia de estas estrellas para darle un enfoque más grande a otros elementos del anuncio. En este sentido, parece que el uso de estas figuras por fin va de salida.