AT&T, GM y Citibanamex defienden inversiones en México

Luego de que la armadora norteamericana, Ford Motor Company, anunciara que no invertiría mil 600 millones de dólares en México para mantener su producción en su planta en Kentucky, Citibanamex, General Motors y AT&T defienden sus inversiones en México, aunque las dos últimas están en un proceso de inyectar montos millonarios entre 2017 y 2018, por lo que podrían enfrentar presiones por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En el caso de Citibanamex, desde octubre de 2016 dejó de llamarse Banamex, además de que anunció una inversión de 25 mil millones de pesos para los próximos cuatro años. Dichos montos se utilizarán para renovar sus sucursales y aumentar su presencia en el país.

En diciembre pasado, el director general en México, Ernesto Torres Cantú, reafirmó que el corporativo norteamericano Citigroup ratificó la inversión en México. Tiempo, el Área de Estudios Económicos de la institución apuntó que el gobierno mexicano “deberá representar sus intereses con fuerza, cabildear con mayor presencia y fortalecer sus equipos de negociación”.

Incluso el CEO de Citigroup, Mike Corbat, subrayó que nuestro país “no sólo es es su mayor mercado fuera de Estados Unidos, sino como una de sus mayores oportunidades de crecimiento”.

Por su parte, la firma de telecomunicaciones, AT&T, aseveró que la retórica de Trump “no es un asunto que los asuste”, pues afirmaron que México es un mercado esencial. Es de recordar que la Inversión Extranjera Directa (IED) más importante en los últimos años provino de la firma norteamericana, al inyectar 3 mil millones de dólares en nuestro país, al comprar en ese entonces a Nextel y Iusacell.

El plan de inversión de AT&T es a largo plazo y fue la principal razón para que las tarifas de banda ancha móvil disminuyeran en México, e incluso obligó a Telcel y a otros jugadores telefónicas a disminuir sus tarifas. Entre otros proyectos, la firma de Estados Unidos contempla competir por la red 4G en México y crear una red de usuarios mayor a los 100 millones de consumidores entre México, Estados Unidos y Canadá.

Sin embargo, después del anuncio de fusión de AT&T con la productora audiovisual, Time Warner, por 85 mil millones de dólares, especialistas temen que Trump pueda impedir la fusión, o bien, condicionarla a que AT&T retire su inversión en México, la cual se aplicará en 2018.

Mientras tanto, la amenaza más clara y directa fue para General Motors, a quien Trump los emplazó a devolver su inversión a Estados Unidos, o de lo contrario, pagar un arancel de hasta 35 por ciento si instalan su inversión en México.

Cabe destacar que GM avanza con una inversión de 800 millones de dólares para aumentar su línea de producción de autos pequeños en su planta de San Luis Potosí. En su respuesta, la armadora contestó a Trump que los modelos Cruze sólo se venden en 4 mil 500 unidades en Estados Unidos, y el resto en el mundo.

No obstante, según Bancomer, la mano de obra mexicana en la producción de autos le ahorra a las armadoras hasta 674 dólares por auto, mientras que en la fabricación de autopartes, los trabajadores nacionales producen ahorros hasta por mil 500 dólares por vehículo fabricado.

No por algo, el expresidente de México, Felipe Calderón, se mostró molesto con Ford, al recordar que en 2009, la armadora junto con GM y Chrysler “estaban quebradas”, pero fueron sus inversiones en México las que las salvaron de ir a la quiebra.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.