Antes de la elección, los argentinos sacan sus depósitos de los bancos

A horas de las elecciones generales y por temor a las medidas económicas que vendrán, los argentinos hacen fila en los bancos para retirar sus depósitos en dólares.

  • En solo cuatro días, las reservas del banco central de Argentina cayeron US$ 2.200 millones

  • Todo ocurre en el marco de las elecciones generales del domingo 27 de octubre

  • El actual presidente buscará ser reelegido, pero tiene muy pocas chances

Argentina está inmersa en una crisis que parece no tener fondo. El segmento más grave comenzó en abril de 2018, cuando el Gobierno comenzó a perder todo el control sobre variables económicas, especialmente el dólar y la inflación.

La moneda estadounidense se triplicó en valor en 18 meses y la inflación de los productos y servicios más básicos, sólo en 2018, fue del 46,7%. Se espera una suba mayor este año, del orden del 57%, como mínimo.

En este contexto, donde ya se produjo un auxilio del FMI por US$ 57.000 millones del que aún falta un tramo de desembolsar, se limaron todas las variables sociales, en especial desempleo, pobreza y marginalidad. También creció la inseguridad y la desigualdad.

Por todo esto, las posibilidades de que el presidente Mauricio Macri sea reelecto son muy bajas.

Menos todavía si se contempla que en agosto, en las primarias, el candidato de la oposición, Alberto Fernández, lo aventajó por casi 17 puntos porcentuales y está al borde de ganar en primera vuelta.

Así, las cosas, y ante el temor de mayores restricciones a la extracción de los depósitos en dólares (ya se implementó un límite de 10.000 mensuales), los pequeños ahorristas abarrotaron los bancos este viernes en busca de sus billetes.

Bigstock

Temen que después del domingo, consumado un triunfo de Fernández, el dólar suba aún más de lo que lo hizo y, además, desconfían de que el Gobierno acote las extracciones ante una eventual estampida de argentinos en busca de sus ahorros.

“No importa si gana Mauricio Macri o Alberto Fernández. Todos tienen una cosa clara: los próximos meses serán volátiles, incluso para los estándares de Argentina, y en lugar de arriesgarse a que su dinero quede atrapado o convertido en pesos, es mejor mantenerlo en una caja fuerte en casa antes de la votación del domingo”, analizan en Bloomberg.

El medio estadounidense detalla que las reservas del banco central cayeron ya US$ 2.200 millones en lo que va de la semana. Parte de eso fue a pagar deuda del gobierno, pero buena parte son la suma de pequeñas transacciones minoristas.

Los argentinos ya habían extraído US$ 11.800 millones, aproximadamente el 36,4% del total, de las cuentas desde las elecciones primarias del 11 de agosto hasta el lunes 21 de octubre.

También drenaron estas semanas los depósitos a plazo fijo en pesos y las inversiones en fondos en pesos que se vencieron, no se renovaron y fueron a comprar más billetes verdes.

Todo eso sumó más presión a la moneda estadounidense que cerró arriba de 65 pesos, un 10% más que hace una semana y un 35% más que en agosto.

Como se espera que Fernández gane el domingo, la atención está puesta en sus primeras declaraciones más que en los porcentajes de votos. La mira de los mercados analizarán atentamente su discurso del domingo y si designa rápidamente un equipo económico para negociar una transición.

El banco central, en tanto, ya está preparando un plan para reprimir más las compras en dólares y lograr frenar la estampida hasta el 10 de diciembre, fecha en que asumen los presidentes en Argentina.


SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299