Atención: se aliaron las dos más grandes compañías globales de Japón

El fabricante de automóviles Toyota y el líder de las telecomunicaciones SoftBank anunciaron la creación de una compañía conjunta que desarrollará tecnologías de conducción autónoma y servicios de transporte compartido. Formaron una nueva empresa: Monet Technologies.

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, y el gerente general de SoftBank, Masayoshi Son, se saludan este jueves en Tokio. Imagen: Monet.

El negocio de los vehículos autoconducidos y el del transporte compartido puede cambiar para siempre por la alianza de dos gigantes japoneses: Toyota y SoftBank.

Así es, el fabricante de automóviles y el fondo de inversión tecnológico, ambos con base en Japón, son líderes en sus sectores y su trabajo conjunto será, seguramente, una preocupación para los actuales competidores.

Las dos empresas japonesas hicieron el anuncio este jueves, confirmando la formación de una nueva compañía llamada Monet Technologies. Desde allí desarrollarán negocios que usarán tecnología de automóviles sin conductor para ofrecer nuevos servicios, como tiendas de conveniencia móviles y vehículos de entrega en los que se podrán preparar alimentos en el camino.

SoftBank será propietaria de un poco más de la mitad de Monet, mientras que Toyota tendrá el resto.

El nombre de la nueva compañía no es una referencia a Claude Monet, el famoso pintor francés, sino más bien una versión abreviada de las palabras en inglés “movilidad” y “red”.

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, y el gerente general de SoftBank, Masayoshi Son, fueron el eje central del anuncio del proyecto en Tokio, una rara aparición conjunta de los jefes de dos de las mayores compañías globales de Japón.

Masayoshi Son y Akio Toyoda. Imagen: Monet.

El movimientos es un intento de Toyota por acercarse a sus rivales globales que están desarrollando tecnología de conducción autónoma y a los que la marca nipona les estaba perdiendo pisada.

En todo el mundo, los principales fabricantes de automóviles y empresas tecnológicas como la matriz de Google, Alphabet, y Baidu de China, están volcando recursos en vehículos de auto conducción.

Los vehículos sin conductor, potencialmente, causarán una irrupción nunca vista en la industria automotriz y, probablemente, transformen el negocio del viaje en automóvil.

Masayoshi Son, el fundador multimillonario de SoftBank, preside un enorme imperio de compañías de inteligencia artificial, negocios de Internet y nuevas empresas de transporte que pueden recopilar grandes cantidades de datos sobre patrones de tráfico, solicitudes de pasajeros y otras tendencias de transporte.

Detrás del ejecutuvo nipón se puede ver cómo será el logo de Monet y uno de los concept car que van a desarrollar.

Intercambio

La nueva empresa aprovecha las ventajas de SoftBank en tecnología y datos, y la experiencia en la fabricación de vehículos de Toyota.

Según dieron a conocer, Monet planea implementar servicios como autobuses autoconducidos que pueden llevar a las personas mayores a tiendas de comestibles y trasladarlas a hospitales donde se puedan realizar exámenes médicos a bordo o en oficinas móviles.

Se centrará inicialmente en Japón con vistas a expandirse globalmente.

SoftBank comprometió el año pasado US$ 2.300 millones a la unidad de vehículos autónomos de General Motors, Cruise. En ese mismo proyecto, esta semana, otra de las principales compañías japonesas, Honda, dijo que también invertiría US$ 2.800 millones.

BMW se unió a Apollo, un proyecto de conducción autónoma de la firma china de internet Baidu.

Proyectos grandes

El fondo tecnológico SoftBank invierte en grandes cosas. En marzo, en asociación con el gobierno de Arabia Saudita, firmó un memorando de entendimiento para desarrollar un parque solar que costará US$ 200.000 millones y que es exponencialmente más grande que cualquier otro proyecto de este tipo.