Controles de alcoholemia permanentes a empleados de un supermercado

En una medida que al principio generó desconfianza, pero que luego fue aceptada por los trabajadores, un supermercado argentino efectúa controles permanentes de nivel de alcohol en sangre.

Lo hace para evitar posibles accidentes laborales y, claro está, mejorar el rendimiento laboral de su plantilla.

“Si bien la mayoría de las veces estos controles se realizan los días sábados por la mañana, también pueden hacerse durante cualquier otro día de la semana”, publicó El Diario del Pueblo. Aunque abarca a todos los empleados, tienen especial rigor los controles a los que trabajan en zonas consideradas “de riesgo”, como la carnicería (donde manipulan sierras y cuchillas) y la logística interna (por la utilización de grúas o apiladoras para la ubicación de los productos en las estanterías).

La medida se aplica en la Proveeduría de la Mutual Rivadavia, en la pequeña localidad de Río Primero, al este de Córdoba. Funciona desde hace dos años y, aseguran quienes la implementan, sólo una vez a alguien le dio positivo, según La Voz. Cuando sucede, el empleado es enviado a la casa de nuevo y se le descuenta el día. Negarse al control es causal de despido.

supermercado
El momento del control, que lo realiza una enfermera con un alcoholímetro prestado por la Municipalidad. Foto: El Diario del Pueblo.

Según Julio Isuani, presidente de la entidad que maneja el supermercado, la idea surgió para resguardar a los trabajadores, en su mayoría jóvenes de 18 a 25 años. “Muchos son jóvenes y salen de noche, pero a primera hora del día siguiente tienen responsabilidades de adultos. Quisimos evitar accidentes dentro y fuera del trabajo”, dijo el dueño.

Cuidado con los excesos

Los excesivos controles suelen traer algunos inconvenientes. A Apple, por ejemplo, un grupo de empleados la demando por excederse en la la revisión de bolsos y pertenencias al salir de las plantas y Apple Stores. Si la demanda resulta a favor de los demandantes, la compañía fundada por Jobs tendrá que indemnizar a miles de empleados de 52 establecimientos comerciales en California, debido al tiempo invertido en revisar sus pertenencias, lo que consideran es casi como una ‘acusación previa’ de delito contra la empresa que les contrata.


SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299