CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Agricultura globalizada, para bien o para mal

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La obligación de los AgroMarketers es entender cómo los efectos políticos y económicos, ya sean positivos o negativos, aterrizan en los bolsillos de nuestros clientes

Si usted nació en la década de los 70’s o incluso al inicio de los fosforescentes años 80, recordará con claridad lo que sucedió alrededor del famoso Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Canadá y por supuesto México que entró en vigor en el ya lejano 1 de enero de 1994, sin embargo debemos recordar que la firma sucedió en diciembre del año ’92 teniendo como protagonistas al primer ministro canadiense Brian Mulroney, H.W. Bush por la nación de las barras y las estrellas (con Bill Clinton muy atento pues comenzaría su periodo presidencial un mes después) y el mandatario mexicano Carlos Salinas de Gortari.

Este tratado posicionaba a la región como una de las más competitivas a nivel comercial, pero en el entorno interno se escuchaban ideas contrapuestas donde por un lado existía el temor por la pérdida de empleos dada la aparición de una feroz competencia por los puestos de trabajo, la globalización acelerada y la poca preparación que podríamos tener en México ante esta forzada modernización pero por otro, la promesa de abrirnos al mundo y acceder a lo más reciente de la tecnología, los productos, bajar los costos de adquisición y de alguna manera, formar parte del primer mundo. 

Saque usted sus conclusiones sobre lo que funcionó y no funcionó porque a este icónico momento en la política y economía del país se sumaron la aparición del EZLN, el asesinato de Luis Donaldo Colosio, candidato del PRI a la presidencia de la República y el famoso error de diciembre que llevó a una profunda crisis a nuestra nación. Qué año el de 1994.

Lo que es una realidad es que esos tiempos revueltos nos dejaron absolutamente claro que nuestro país no podría vivir aislado ni un minuto más y esos eventos solo podrían equipararse simbólicamente al empujón que reciben los niños hacia una alberca sin previo aviso y con la intención de que aprendan a nadar como acto de sobrevivencia y casi de manera milagrosa.

 

Efectos globales en la realidad del agricultor

 

Tipo de cambio: Los países en vías de desarrollo somos altamente sensibles a la variación del dólar frente a las monedas locales, pero en estos temas nada es blanco o negro y sus matices nos dan un contexto realista de las fuerzas que impactan a nuestros clientes. Por ejemplo, mientras que por un lado el precio de ciertos insumos como los fertilizantes se alteran ante la alza del dólar, aquellos que comercializan maíz, tomate o aguacate por citar simples ejemplos, pueden observar beneficios en el precio de venta de sus cosechas. En la dinámica agrícola todo es relativo, pero no aislado.

La pelea de los gigantes: ¿Recuerda usted el ir y venir de amenazas y declaraciones de Donald Trump en contra del gobierno chino antes y durante el inicio de la pandemia? Esto entre otras cosas detonó un alza en los precios de insumos para la producción de vehículos por la imposición de agresivos aranceles al acero, pero esas decisiones también afectaron a la fabricación de tractores y otras herramientas utilizadas en el sector agrícola, así como a los volúmenes y precios de granos como la soya. Una guerra comercial cuyo epicentro se ubica a miles de kilómetros puede afectar el negocio agrícola mundial. 

Pandemia fronteriza: El cierre de las fronteras ha complicado en demasía la entrada y salida de cientos de productos, razón por la cual la logística ha tenido que tornarse flexible y creativa pues su capacidad de adaptación se traduce en el éxito de los jugadores de la cadena productiva. 

Particularmente los agricultores de América Latina han tenido que encarar desafíos relacionados a la llegada tardía de insumos de producción o a los extensos tiempos de salida de sus cosechas, porque recordemos que más allá de los acuerdos que se firman para la compra y venta de productos del campo, las ventanas de siembra, los períodos de aplicación de agroquímicos o los momentos de fertilización de las plantas, no pueden negociarse. La planta manda.

 

SEMBRANDO REFLEXION:

Entonces ¿qué tiene qué ver el Marketing en todo esto? La globalización es uno de esos efectos que ocurren con nosotros, sin nosotros o a pesar de nosotros y la obligación de los AgroMarketers es entender cómo los impactos políticos y económicos, ya sean positivos o negativos, aterrizan en los bolsillos de nuestros clientes e incluso, debemos ser capaces de anticipar y preparar su llegada.

Esta acción que requiere de información adecuada y un análisis oportuno, nos posicionará como un socio de negocio, un consejero y no solo un proveedor más.

Y a usted ¿dónde le agarró la globalización? Lo espero la semana entrante en este espacio pero también a cualquier hora y día en @soyjuanbecerril en Twitter, Facebook e Instagram y en mi canal de YouTube HARTO contraste para seguir compartiendo y aprender juntos.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados