¿Plástico reciclado? Adidas lo usará en tenis, playeras… incluso en sus oficinas

Adidas-Parley-Twitter
Imagen: Adidas

En los últimos meses hemos escuchado mucho sobre una encrucijada a favor de dejar de usar popotes de plástico impulsada en Europa y algunas ciudades de Estados Unidos a la que se han adherido muchas marcas, una de ellas es Adidas, aunque piensa dar un paso más allá.

Lo cierto es que la contaminación con plástico se ha convertido en un grave problema por ser uno de los elementos más dañinos para los océanos y, si bien la campaña global para eliminar el uso de popotes de plástico es importante, la realidad indica que es un inicio, pero aún queda mucho por hacer.

Y, es que los desperdicios de este tipo de material son en la actualidad uno de los principales contaminantes en el mundo, particularmente de los mares. Al respecto, un estudio de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS), de Estados Unidos refiere que, si no se toman medidas, para 2050, el volumen de los desechos de plástico podría superar el de los peces.

Entonces, ¿esto quiere decir que los anuncios hechos por marcas como McDonald’s, Starbucks, Boing, American Airlines, Hyatt, o Bacardí, son pobres?

De acuerdo con información de la ONU, los humanos hemos producido alrededor de 8 mil 300 millones de toneladas de plástico desde la década de 1950 y se prevé que esa cifra aumente a más 34 mil millones de toneladas en 2050.

Ciertamente no lo son, cualquier ayuda y acción emprendida por reducir la contaminación en el planeta es bienvenida. Sin embargo, hay que entender que muchas de ellas son iniciativas de marketing, no filosofías que forman parte del ADN de las marcas.

Esta misma semana Adidas señaló que su compromiso es que para 2024 dejarán de utilizar plástico virgen para sustituirlo por materiales reciclables en la fabricación de todos sus productos: calzados, ropa deportiva y accesorios.

Pero, su iniciativa va más allá, pues de acuerdo con un reporte del Financial Times, la firma alemana implementará esta política también en sus oficinas, tiendas minoristas, almacenes y centros de distribución.

Sabemos que muchas veces las marcas se suman con campañas o acciones de marketing que buscan posicioanarlas como eco friendly, pero muchas veces estas resultan tener poco impacto de valor. Tal vez por eso se han dado cuenta que la única forma de conectar con el consumidor es realmente impulsando cambios en sus organizaciones, procesos y productos.

En este boom contra los popotes de plástico hemos visto muchas acciones que al parecer buscan sumarse a la tendencia y, si bien hay iniciativas como la colaboración entre McDonald’s y Starbucks por hacer un sustitución paulatina de sus insumos por unos más amigables con el medio ambiente, lo cierto es que pocas tiene un cambio profundo en su modelo de negocios.

Datos de GFK revelan que hasta un 76 por ciento de los consumidores espera que las marcas tengan cierto compromiso ecológico, mientras que el 28 por ciento afirma que las marcas tienen la obligación moral de ser responsables y sostenibles con el medio ambiente.

Hay que reconocer que Adidas lo está haciendo, y esto no es nuevo pues si bien el anuncio lo hace en un contexto coyuntural como el que se vive con los popotes, es una marca que ha venido trabajando con acciones de este tipo desde tiempo atrás.

Y, decimos que está modificando su modelo de negocios es porque ha apostado en serio por incluir nuevos productos con materiales amigables con el medio ambiente, sólo la colaboración que tiene con la organización Parley for the Oceans ya se tradujo en la venta de más de un millón de sneakers fabricados con desechos plásticos que fueron recolectados en el mar.

Pero, no es la única acción, lleva varios años implementando esta tendencia con la MLS al fabricar jerseys fabricados con plástico reciclado para el juego de estrellas de la liga estadounidense. Su anuncio para cambiar completamente sus insumos por material reciclado, realmente impactará en su modelo de negocios y de producción.