CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Acusan a Disney de manipular las fotografías de sus visitantes para ponerles mascarilla

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Disney se pronunció al respecto indicado que habría puesto fin a la práctica, destacando que estas “mejoras” eran parte de un plan piloto para mejorar la experiencia de los usuarios.

El uso obligado de mascarilla en lugares públicos se ha convertido en una medida que la mayoría de los países han adoptado para intentar contener la cantidad de contagios alrededor del coronavirus. No obstante, lo cierto es que muchas personas aún no valoran la importancia de la medida con lo que algunas marcas han tomado decisiones alrededor del tema que no siempre han sido las mejores. Ahora mismo, este asunto tiene a Disney en el ojo del huracán.

En principio es justo reconocer que la mayoría de las marcas se enfrentan a un consumidor contradictorio, mismo que aunque se dice preocupado por la emergencia sanitaria, poco se preocupa por seguir las medidas de seguridad y demás protocolos de prevención.

Las dos caras del consumidor 

Las conclusiones de un estudio reciente firmado por Psyma dejan en claro este fenómeno. Y es que aunque el 41 por ciento de los consumidores cree que el sistema de salud colapsará, el 30 por ciento aún no adopta las medidas recomendadas.

Adicional aunque 3 de cada 4 consumidores dice que el paso del COVID-19 le dejará algún cambio permanente dentro de su vida, el 36 por ciento argumenta que comprará de manera normal al pasar la contingencia.

Estamos frente a una inconsciencia del consumidor, situación que aunque no está en la manos de las empresas resolver, no puede ser un aspecto que se deje de lado.

Y es que para muchos sectores, la omisión en el uso de cubrebocas podría representan un nuevo cierre de sus establecimiento y demás centros de operaciones, lo que en estos momentos, simplemente no sería soportable para el negocio.

Aunque la preocupación y la necesidad de actuar está sobre la mesa, lo cierto es que las marcas deberán medir los pasos a seguir para demostrar que esta medida se cumple al pie de la letra, con la intención de no caer en equivocaciones que se pueden mal interpretar.

Cubrebocas “photoshopeados”

El ejemplo en la materia hora es dado por Disney, firma que en medio del confinamiento vio caer radicalmente sus ingresos luego de que sus principales parques de atracciones tuvieron que ser cerrados por las medidas de aislamiento y confinamiento.

Esta marca ahora ha sido acusada de utilizar Photoshop para agregar cubrebocas a las fotografías que los visitantes a sus parques (recientemente reaperturados) se toman en alguna atracciones.WDW News Today, algunos de los visitantes de Disney World en Florida alertaron que Disney habría editado sus fotografías en atracciones como  Buzz Lightyear’s Space Ranger Spin, en el parque de Magic Kingdom, y Dinosaur, en el parque de Animal Kingdom, habrían sido manipuladas para agregar mascarillas.

Lo cierto es que esta edición se hizo con el menor de los cuidados y lo que delató a la marca cuando menos a la vista de los espectadores de estas fotografía fue que los cubrebocas añadidos digitalmente tenias proporciones exageradas.

El asunto ha puesto en entredicho el verdadero compromiso que Disney tiene en garantizar que las medidas de seguridad en términos de salud se cumplan en sus parques, situación que ahora mismo no beneficia a la reputación de la marca.

La marca responde 

Luego de que esta información comenzara a circular y ganar relevancia, Disney se pronunció al respecto indicado que habría puesto fin a la práctica, destacando que estas “mejoras” eran parte de un plan piloto para mejorar la experiencia de los usuarios.

“Probamos la modificación de algunas fotos de las atracciones en respuesta a las solicitudes de los visitantes”, explicó la compañía a WDW News Today, al tiempo que aclaró “ya no lo estamos haciendo, y seguimos contando con que los visitantes usen mascarillas para cubrirse la cara, excepto cuando están bebiendo o comiendo activamente y de forma estacionaria”.

Aunque Disney no dio más detalles d ellas razones por las que comenzó a alterar las fotografías de sus visitantes, lo cierto es que la práctica no es bien vista.

Y es que aunque la firma quisiera influir positivamente en el compartimiento de las personas que se quitan la mascarilla una vez dentro del centro de atracciones, lo cierto es que todo indica que este movimiento pudo ser una forma para evitar que se descubriera que las medidas no se rigen al pie de la letra en sus establecimiento, situación que podría causar nuevamente el cierre de sus instalaciones.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados