• Se estima que el virus que provocó la actual pandemia parece que no infecta tan fácil a gallinas, cerdos o patos

  • También es mucho más difícil que infecte a un perrito, comparado con la tasa de contagio entre gatos y felinos

  • A la vez, no hay evidencia concreta que se pueda tener un contagio de estos animales a los humanos, por ahora

Gracias a la pandemia, el mundo en la nueva normalidad ya no será el mismo. La gran mayoría de los negocios tendrán que aplicar un plan de readaptación para ajustar su operación. Aparte se espera que la comunicación de las marcas tenga un tono mucho más responsable, con el que ayuden a dar a conocer las reglas sanitarias para el futuro. A nivel individual, se cambiarán las reglas en varias dimensiones. Pero la vida de tu perrito también debería ser muy distinta.

Esto es, en gran parte, porque las mascotas también se han visto afectadas en su salud por la pandemia. De acuerdo con Nature, parece que un gato o un perrito tienen una posibilidad de ser infectados por la COVID-19, bajo ciertas circunstancias. La UNSW señala que los animales de compañía se han visto muy afectados por las acciones temerarias de algunas familias en la cuarentena. Y el Gobierno de Escocia apunta que hay precauciones sanitarias a considerar.

Ya que se empieza a establecer la llegada de la nueva normalidad en buena parte del mundo, incluido México, la relación entre los seres humanos y sus mascotas también debe cambiar. Por la salud del mismo perrito (o cualquier animal de compañía que se tenga), de la persona y de la comunidad, hay que adoptar nuevas costumbres y estrategias de cuidado en el futuro. De inicio, Naturale Mascota lanza cinco consejos que se deberían de aplicar a partir de ahora:

Tener paseos cortos con tu perrito

Muchas mascotas necesitan una sesión de ejercicio regular, y los animales más grandes hasta requieren varias a lo largo del día. Pero con las reglas de cuarentena, más de un perrito se ha tenido que quedar en casa para no exponer a sus dueños. Ahora que se está regresando poco a poco a las calles, es necesario volver a retomar esta costumbre. Sin embargo, es crucial que el tiempo de cada sesión sea de entre 15 y 20 minutos para reducir la exposición a otra gente.


Notas relacionadas


Conservar una sana distancia

Si bien es una de las recomendaciones más repetidas a lo largo de la pandemia, mucha gente aún tiende a ignorar esta buena práctica. Y muchos no saben que también aplica cuando se saca a pasear al perrito. De nuevo, las mascotas pueden ser un potencial foco de infección. Así que lo preferible es sacarlos en horas del día con poca gente. Si se llega a cruzar con otro animal y su dueño, hay que asegurarse que incluso los animales se mantengan separados.

Aseo al perrito cuando regresen a casa

En la misma forma que los zapatos y calzado de los seres humanos se pueden llenar de virus y bacterias en la calle, lo mismo sucede con las patitas de un perrito. En ese sentido, cuando se regrese de un paseo, hay que asear tanto las suelas de las personas como las extremidades de la mascota. Para el animal de compañía, no es recomendable usar ni cloro ni alcohol. Es preferible utilizar soluciones limpiadoras especiales, para no causar daños físicos a la criatura.

Probar sesiones de relajación con tu mascota

Así como las personas se desesperan de estar en casa sin poder salir, más de un perrito puede sufrir de estrés o depresión. Si bien los paseos más cortos deberían combatirlo, tal vez no es suficiente. En este sentido, podría ser útil probar con sesiones de aromaterapia. Hay que recordar que, por su olfato más agudo, se deben usar productos pensados especialmente en animales. Otra opción, mucho más barata, es un “masaje” de cariños para reducir su tensión.

Establecer una rutina con tu perrito

Resulta indispensable que se creen horarios establecidos para la comida y los paseos, aún en la nueva normalidad. De esta forma, será mucho más sencillo que las mascotas se puedan adaptar a los cambios sin sufrir de mucha presión o tensión. También será mucho más fácil para los dueños adaptarse a los cambios a futuro si establecen rutinas concretas. Una vez que la pandemia sea un recuerdo lejano, es recomendable seguir aferrándose a esta planificación.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299